BCR Comunica

Columnas y artículos publicados en medios de comunicación masivos, regionales y alternativos.

La República-22 de junio 2016: Nacionalización bancaria y fideicomisos

En esta semana se cumple 68 años de la nacionalización bancaria, un hito histórico impulsado por la Junta fundadora de la segunda República, a raíz de la relevancia para la economía nacional y todas las actividades productivas del país, considerando que "las grandes ganancias de los bancos, garantizadas por el estado y por el ordenamiento social, no es justo que pertenezcan a los accionistas que representan una parte exigua del capital movilizado, sino que deben convertirse en ahorro nacional, cuya inversión debe estar dirigida por el Estado".

Es la banca estatal, la que con preeminencia ha apoyado económicamente la construcción de puertos, carreteras, plantas generadoras de electricidad, cañerias, escuelas, hospitales y edificios públicos, para brindarles una mejor calidad de vida a nuestros habitantes e impulsar la competitividad y el desarrollo.

Para ser más eficiente el financiamiento de grandes obras públicas, en la última década la banca nacional ha impulsado y fortalecido la figura del fideicomiso, como una forma de complementar los proyectos del Estado, con la participación privada, bajo contratos que posibilitan el acceso a capitales, otorgando transparencia a la administración de recursos y la gestión, disminuyendo el tiempo de desarrollo de importantes proyectos.

Contrucciones realizadas en forma eficiente y transparente, acordes con las necesidades de los usuarios y del país, como son los edificios de Facultad de Ciencias Sociales, la Biblioteca de Ciencias Agroalimentarias e Invernadero y las Residencias Estudiantiles de la Universidad de Costa Rica, a un costo aproximado de $145 millones, así como la planta hidroeléctrica Toro 3, con una inversión de $188 millones, para generar 190 GWh, equivalente al consumo eléctrico de unos 60.000 hogares, evidencian que el fideicomiso tiene la capacidad de cubrir una amplia gama de objetivos y proyectos y es una extraordinaria palanca para el desarrollo socio económico de Costa Rica.

Si bien es cierto que la banca nacional ha tenido altos y bajos, debilidades y fortalezas, periodos de estancamiento y de aceleración, -como cualquier otro sector, incluyendo el financiero privado-, queda claramente demostrado que en la administración de fideicomisos ha sido exitoso, no solo en la ejecución de inmuebles y la optimización del costo, tanto financiero como de la obra en sí misma, sino también en la adecuada administración del riesgo.

El marco de seguridad que ofrece es a su vez un incentivo, para que inversionistas físicos y jurídicos obtengan una rentabilidad segura, en proyectos de alto impacto social.

Hoy, al igual que hace 68 años atrás, la banca nacional continúa impulsando grandes obras; puentes que unen esperanzas, edificios para desarrollar capacidades y carreteras para alcanzar nuestro destino, demostrando que Costa Rica tiene capacidad para crear, planear y realizar los proyectos desafiantes.

Paola Mora Tuminnelli, Presidenta de Junta del BCR.

La Nación-28 de abril 2016: Los 139 años del BCR

El Banco de Costa Rica (BCR), desde su fundación en 1877, incursionó exitosamente en actividades financieras públicas y privadas, y ha brindado al Gobierno, agricultores, industriales, comerciantes y familias sus ofertas de productos y servicios para incidir positivamente en la generación de empleo, mejorar la calidad de vida de la sociedad e impulsar el desarrollo económico del país.

En 1884 era la institución financiera autorizada para la emisión monetaria, para el control de las rentas del Estado y para otras actividades de relevancia financiera y empresarial.

Durante sus primeros 100 años de trayectoria, el BCR impulsó el desarrollo económico y social del país al financiar plantas eléctricas, cañerías, trenes, carreteras, escuelas y hospitales. En paralelo, otorgó préstamos a pequeños y medianos comerciantes, mientras que en forma solidaria apoyaba proyectos culturales, educativos, deportivos y de salud.

En 1956, se inició la descentralización de los servicios al inaugurar oficinas (antes sucursales), en diferentes puntos estratégicos del territorio nacional. Creó, en 1965, la Sección de Crédito Industrial (alineado al desarrollo del Mercado Común Centroamericano), financió la producción azucarera del país y la expansión agroindustrial, al otorgar importantes créditos a la agricultura, a la ganadería y a la industria.

Historia moderna. A finales del siglo XX, el BCR se destaca por la innovación tecnológica en el sector financiero, al instalar el primer cajero automático, emitir la primera tarjeta de débito y crear el primer autobanco. Se involucra activamente en el Programa Nacional de Granos Básicos, funda el Banco Internacional de Costa Rica, S.A. (Bicsa); crea la primera División de Banca Corporativa e inicia una serie de alianzas estratégicas con el Gobierno, como la del Registro Nacional, que ha contribuido a mejorar los trámites de diferentes servicios registrales, mediante la facilitación de su plataforma tecnológica y red de oficinas en el territorio nacional.

Fue este banco el que logró automatizar la gestión para la obtención y renovación de pasaportes y cédulas de residencia, y en alianza con el Ministerio de Obras Públicas, facilitó la automatización de solicitudes y entrega de licencias de conducir. Con ello ha impulsado la inserción de sus clientes y público en general en la sociedad tecnológica contemporánea.

Obra pública y mujeres. En los últimos siete años, el BCR ha fortalecido la figura del fideicomiso como mecanismo ágil de contratación y administración de recursos, que ha demostrado ser una herramienta adecuada para financiar y construir la infraestructura pública que el país necesita con urgencia.

Con la puesta en funcionamiento de una vigorosa estrategia comercial que lo preparará para la competencia y la sostenibilidad en los próximos años, el BCR concluye el último trimestre del 2015 lanzando su primera marca, Kristal, la banca que nació para la mujer.

Este hito histórico que crea las primeras tiendas bancarias, con productos y servicios solo para mujeres, va acompañado de otro que lo precede: la primera mujer presidenta de la Junta Directiva de la institución.

En los 139 años de historia que celebramos en este mes, el BCR se ha renovado y se ha transformado para suplir las necesidades de un mercado cada vez más competitivo y exigente; ha formado su propia y robusta identidad, en congruencia con la idiosincrasia de un país democrático, que, a través de la banca nacional, incentiva el ahorro, el uso racional del crédito, el emprendimiento, la construcción de grandes obras y el desarrollo nacional.

Paola Mora Tuminnelli, Presidenta de Junta del BCR.

Diario Extra-14 de abril 2016: Información y lucha contra el lavado de dinero

El lavado de dinero o legitimación de activos posee un inmenso poder corruptor en nuestras sociedades e instituciones y se constituye en un agente catalizador de los dineros percibidos por diversos delitos, tales como corrupción, evasión de impuestos, trata de personas, terrorismo, secuestro, sicariato y trata de blancas, entre otros. Es un delito complejo y su principal característica es que a través suyo los delincuentes pretenden dar apariencia de legalidad a los dineros que se han obtenido de forma ilegítima, lo que representa un problema porque genera la distorsión de la actividad financiera, comercial y empresarial legítima.

No en vano el señor el Min Zhu, subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, afirmó el año pasado que además de ser delitos financieros que tienen consecuencias económicas, también pueden amenazar la estabilidad del sector financiero de un país o su estabilidad externa en general, por lo tanto, las medidas para evitar y combatir el lavado de dinero, responden no solo a una imperativa moral, sino que también a una necesidad económica.

No hay duda, entonces, de que para Costa Rica es fundamental la prevención, identificación y represión de este tipo de delito, que según una estimación de la Dirección de Inteligencia en Costa Rica, divulgada por el Departamento de Estado de EE.UU, es de unos $4.200 millones al año. Por esta razón todos los costarricenses, empresas públicas y privadas, el sistema financiero nacional y medios de comunicación, debemos colaborar participando activamente en la lucha contra este flagelo.

Colaborar también significa -en el argot periodístico- comunicar con verdad, precisión, equidad, imparcialidad, responsabilidad e independencia, todas aquellas actividades que encuadran dentro de los principios por los cuales se creó la Ley 8204 sobre estupefacientes, sustancias psicotrópicas, drogas de uso no autorizado, actividades conexas y financiamiento al terrorismo.

Consciente de la anterior, considero importante aclarar la información que recientemente publicó un medio de comunicación nacional, en la que informa sobre un fraude en el que se involucra a la empresa española Gowex por aparentes delitos tributarios en España y desvío de fondos a Costa Rica, noticia que por sí misma es de interés nacional bajo el esquema reseñado anteriormente acerca de lo que implica colaborar comunicando con la verdad. No obstante, en ese mismo medio se consignó erróneamente que una de las supuestas autoras intelectuales del delito, ciudadana costarricense, "...guardó ¢7.000 millones provenientes de un fraude español en el BCR", lo cual es categóricamente erróneo, en razón de que de conformidad con nuestros registros transaccionales, en nuestro Banco no se movilizó esa suma.

La noticia sobre el supuesto fraude circuló por primera vez en agosto del 2014 y según se desprende de la misma, la referencia específica al Banco en Costa Rica la hace el señor José Antonio Díaz Villanueva, auditor de Gowex, quien en su declaración ante un juez manifestó que esa empresa mantenía en nuestro país seis cuentas, sin embargo, no mencionó en cuáles bancos. Por su lado, el diario Cinco Días de España publicó que producto de una investigación con el Banco de Costa Rica no se logró verificar dicha información.

Por otra parte, los medios de comunicación internacional reseñaron que los fondos hacia Costa Rica habrían sido desviados desde el año 2008 y hasta el año 2010, período en el que la empresa que estaba bajo investigación no mantenía ningún tipo de relación comercial con el Banco de Costa Rica, lo que ratifica aún más nuestra afirmación de que en el BCR no ingresó el dinero objeto de la investigación descrita. Al parecer la única referencia al BCR fue producto de una falsificación efectuada al logo del Banco de Costa Rica para con ello elaborar estados de cuenta con información falsa, lo cual tenía como objetivo inducir en error al Departamento de Hacienda Español.

El Banco de Costa Rica desde el primer momento en que se dio a conocer internacionalmente la noticia de este fraude en el año 2014, coordinó lo necesario con las autoridades correspondientes, manifestando en esa ocasión así como lo reiteramos hoy, que el dinero en mención no ingresó al Banco de Costa Rica.

Como se puede denotar, queda claramente establecido que el BCR ha actuado en forma correcta, reafirmando nuestra obligación consustancial para con el país en general y para con nuestros clientes en específico, de reportar a las autoridades correspondientes todas aquellas actividades sospechosas vinculadas con cualquier delito y en especial cuando se trate de un delito relacionado con el narcotráfico, corrupción, fraude fiscal, contrabando o cualquier otra actividad proveniente de acciones ilegales.

Por lo anterior es que, además de comunicar la verdad real de los hechos, queremos ratificar al pueblo de Costa Rica nuestro firme compromiso en la lucha contra el flujo de dinero ilícito que se pudiera estar infiltrando en nuestra economía.

Paola Mora Tuminnelli, Presidenta de Junta del BCR.

crhoy.com-12 de febrero 2016: Los retos sociales de la banca

Cuando se habla de bancarización básicamente se piensa en el acceso de las personas a servicios financieros, específicamente al crédito. Sin embargo, en el concepto real y adecuado se trata de brindarle a la población, especialmente a la adulta, la oportunidad de disfrutar -con el mínimo de limitaciones posible- todos los servicios financieros disponibles, tanto en su profundidad y como en relación con su inclusión.

Este deseo de la mayoría de los gobiernos democráticos de bancarizar se debe a que ha quedado demostrado, no solo por los teóricos, sino también por los países industrializados, que es una herramienta clave para impulsar el desarrollo y reducir de la pobreza.

Es por ello que muchos países en vía de desarrollo están dirigiendo esfuerzos en acelerar la bancarización, ampliar la liquidez de las empresas, incrementar el gasto privado y la inversión, de manera que se convierta en un mecanismo para aumentar las capacidades productivas de las personas, mejorar sus ingresos y por consiguiente contribuir al desarrollo humano.

Obstáculos

En América Latina, aunque la profundización financiera ha aumentado, la situación sigue siendo desfavorable, en comparación con países desarrollados en donde sigue ampliándose.

Según la Federación Latinoamericana de Bancos, FELABAN, los indicadores de acceso muestran niveles muy bajos de la bancarización en nuestra región. Ejemplo de ello es que mientras en América Latina el indicador de acceso promedio a servicios bancarios en la población adulta es de 34.65, en los países industriales es de 96.08.

Cita FELABAN que esta situación se debe a cinco obstáculos. Estos son: I. Desequilibrios Macroeconómicos y Financieros II. Factores Sociales que limitan la Intermediación Financiera III. Problemas relacionados con la Operativa Bancaria IV. Debilidades Institucionales, y V. Distorsiones Regulatorias.

Si bien es cierto que la bancarización puede estancarse durante periodos de crisis económica y/o de incertidumbre política, pues la falta de confianza en el sistema bancario y un mal Gobierno genera autoexclusión e informalidad, la poca presencia o la ausencia de educación financiera y la burocracia (el papeleo) sobresale en todos los países como factores determinantes para la pobre cobertura de servicios bancarios.

Tres pasos claves

La cultura financiera es clave para la bancarización, empezando por el fomento del ahorro y pasando luego a otros productos -como los crediticios-, que con información abundante y adecuada, permitan tomar a las personas decisiones bien pensadas en torno a las finanzas, pero esto es tan solo el primer gran paso. Esta debe darse en todos los niveles educativos del país, contando con el apoyo total del Ministerio de Educación y de entes reguladores del sistema financiero nacional.

El segundo importante paso es el desarrollo de productos simples para que los clientes los entiendan y utilicen, no importa el nivel educativo que posean. Los "dialectos" técnicos deben desaparecer y las entidades financieras deberían dirigir esfuerzos para invertir en tecnologías seguras, pero a la vez amigables y que requieran pocos requisitos para accederlos. Y aquí se dispara el tercer paso, la reducción de la burocracia.

De alguna forma, sin que se afecte la administración adecuada del riesgo, hay que bajar los altos requisitos de documentación. Se puede hacer. Ejemplo de ello es el reciente lanzamiento de Cuenta Simplificada del BCR, en donde cualquier persona mayor de edad puede abrir una cuenta solamente con llevar un documento de identificación (cédula de identidad, DIMEX o pasaporte) y aportando un número de teléfono celular. Los resultados fueron elocuentes: en tan solo una semana y media de publicitarse el producto ya se contaba con 15 mil nuevas cuentas, en tan solo tres semanas de implementación.

Inclusión

No nos cabe la menor duda de que, para bancarizar con rostro humano, será necesario también contar con más ATMs y otros canales de servicios especialmente en zonas alejadas, de baja densidad poblacional y bajo nivel socioeconómico, lo cual es más viable económicamente para las instituciones financieras que abrir nuevas oficinas.

Las acciones que incidan en la mejora de los niveles de inclusión financiera, que incorpore a segmentos de la población excluida o con escasa participación, ayudarán a su vez a conformar una banca sostenible en el tiempo, que impulsará el desarrollo humano y la igualdad social, aportando a la creación de un sistema financiero más equitativo, más desarrollado y más competitivo, con más derechos y beneficios para sus usuarios.

Paola Mora Tuminnelli, Presidenta de Junta del BCR

La República-05 de febrero 2016: Mujer y economía, veinte años después de Pekín

Las Naciones Unidas han organizado cuatro conferencias mundiales sobre la mujer, que se celebraron en Ciudad de México (1975), Copenhague (1980), Nairobi (1985) y PekÌn (1995).

Veinte años han pasado desde la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, en donde se declaró ver los objetivos de igualdad, desarrollo y paz para todas las mujeres del mundo, en interés de la humanidad, reconociendo que la situación de las féminas ha avanzado en algunos aspectos importantes en el último decenio, pero con desigualdades y obstáculos significativos, que entrañan graves consecuencias para el bienestar de todos los pueblos.

En Pekín se creó una Plataforma de Acción, centrada en un programa encaminado a crear condiciones necesarias para la potenciación del papel de la mujer en la sociedad, que fue adoptada de forma unánime por 189 países.

¿Qué ha pasado después de ese importante compromiso que estableció una serie de objetivos estratágicos y medidas para el progreso de las mujeres y el logro de la igualdad de gé;nero en 12 esferas cruciales, entre los que se encuentran el de Mujer y Economía?

La realidad es que el avance no ha sido el esperado. Veinte años después de Pekin tenemos que reconocer que poco se ha avanzado en eliminar las diferencias considerables entre las mujeres y los hombres en su acceso a las oportunidades de ejercer poder sobre las estructuras económicas de nuestras sociedades.

Aunque hemos avanzado en el área política, todavía en la mayoría de las partes del mundo -incluyendo Costa Rica-, las mujeres estamos lejos de estar presentes en forma proporcionada y representativa en la toma de decisiones econÛmicas y el desarrollo real de estas estructuras con impacto directo en el acceso y administraciÛn a los recursos econó;micos y el poder econó;mico.

Al paso que vamos, según se presentó en el último Foro Forbes de Mujeres Poderosas, en 81 años se logrará la paridad en el trabajo, en 75 la igualdad en la remuneración y en 30 años la equidad en el nivel de los cargos y de puestos gerenciales dentro de cualquier organización empresarial.

Pero el pesimismo no nos puede invadir. Acciones del sector financiero dirigidas a mujeres, como Banca Kristal, constituye un ejemplo a favor del empoderamiento económico de la mujer.

La bancarización, o grado en que se utilizan servicios bancarios, puede contribuir a un mayor crecimiento económico, pues queda evidenciado a través de diversos estudios, incluyendo del Banco Mundial, que un mayor acceso al financiamiento por parte de los agentes económicos se convierte en un mecanismo para aumentar las capacidades productivas y mejorar los ingresos de las mujeres.

De igual forma, un mayor acceso de las mujeres de pocos ingresos a los servicios bancarios puede contribuir a la disminución de la pobreza, al permitirles realizar actividades para mejorar sus ingresos y fomentar el ahorro.

Paola Mora Tuminnelli, Presidenta de Junta del BCR

La República-24 de noviembre 2015: Mujeres, las mejores ahorrantes

El aumento de la participación de la mujer en la sociedad económicamente activa en las últimas décadas, así como su ascenso en posiciones de liderazgo, en el sector público y el privado, evidencia que este grupo es bueno para ahorrar, pagar y administrar. Esta aseveración la confirman numerosos estudios realizados por autoridades financieras como el Women’s World Banking, la red de microinstituciones financieras más importante del mundo.

Según la Presidenta Ejecutiva de esta institución, Mary Ellen Iskenderian, “las mujeres ahorran más y mejor que los hombres”, y son las mejores pagadoras a la hora de devolver los créditos, ya que tienden a vincular su necesidad de ahorro a eventos vitales para la familia como pagar el colegio, la universidad, la boda de la hija y los gastos médicos, entre otros objetivos concretos que las estimulan a ahorrar.
Congruente con esta afirmación, en Chile, un estudio realizado en el 2005 por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras indicó que las mujeres ahorran más y se endeudan menos que los hombres.

Revela el estudio ellas lideran el número de cuentas de ahorro a plazo para fines generales y el número de depósitos a plazo.
El mismo estudio chileno evidencia que las mujeres muestran un mayor nivel de cumplimiento con los compromisos que han pactado con las instituciones financieras, en lo referido a la cartera vencida (créditos no pagados a su vencimiento); y en el índice de créditos no recuperables son las mujeres las que obtienen la puntuación más baja en comparación a sus pares.

En un estudio de Seguros Monterrey New York Life en México, las mujeres alcanzaron puntuaciones más altas que los hombres en los temas de administración del dinero. El estudio reveló que cuidan mejor su dinero, tienen el conocimiento para saber cómo y en qué invertir o ahorrar el dinero, son más ahorrativas y previsoras.

En Perú, “las mujeres emprendedoras se caracterizan por su responsabilidad en el pago de sus créditos productivos y son mejores pagadoras, pues priorizan la estabilidad y el futuro de sus familias”, según lo afirmó Martín Naranjo, gerente general de Financiera Confianza, luego de una evaluación de la cartera de préstamos de la institución que dirige.

Según el líder financiero, las mujeres priorizan la inversión para el bien de sus familias, con lo cual tienen claridad respecto de sus prioridades de cumplimiento. “Aquí y en otros países, las mujeres pagan mejor. No tiene que ver solo con nuestra cultura, es en todo el mundo, una cuestión de género, porque una de las características más importantes es que ellas ven los créditos productivos como una inversión de largo plazo que beneficiará a sus familias”, afirmó el empresario.

Este comportamiento de las féminas es similar en diversas partes del mundo. Por ejemplo, en España, el 52% considera que las mujeres son quienes mejor gestionan el dinero, según una encuesta internacional de hábitos de consumo realizada por TNS (empresa asesora en inversión de mercados) para el grupo ING, una institución financiera con servicios en banca, seguros e inversiones.

La conducta que ha tenido la mujer durante siglos de dar a cada uno de los miembros de la familia seguridad afectiva, económica y bienestar es la que ha permitido y facilitado que ahorre más y administre mejor los bienes comunes. Por ello, como lo concluye un estudio de la Cepal, si las mujeres tuvieran el mismo acceso que los hombres al empleo, la pobreza disminuiría entre uno y 14 puntos porcentuales en los países de la región, pues es su compromiso con la familia lo que las guía a ser mejores administradoras de las finanzas.

Paola Mora Tuminnelli, Presidenta de Junta del BCR

La Nación-27 de noviembre 2015: Mujer y banca

Las tendencias bancarias en servicios para las mujeres, según dos encuestas realizadas por Unimer, la primera solicitada por el Banco de Costa Rica, BCR y la segunda para la Asociación Bancaria Costarricense, ABC, muestran la misma tendencia: la mujer tiene menor acceso a servicios financieros que los hombres.

La encuesta para el BCR, arroja que un 66% de los clientes de los bancos son hombres y las mujeres representan el 34%. Más del 50% del grupo femenino son personas entre los 40 a 65 años de edad, con ingresos medios y están ubicadas predominantemente en la GAM. Destaca la encuesta que el 54% de las clientas poseen estudios universitarios.

Uno de los principales hallazgos es que las mujeres, en relación con la administración económica, guardan más el dinero en efectivo (69%) en comparación con las que tienen una cuenta de ahorros, a pesar de que el 51% acostumbra ahorrar y la gran mayoría utilizan los ahorros para imprevistos.

Estos datos nacionales son parecidos a los de otros países, en donde, según el ONU Mujeres, las féminas tienen menos acceso a las instituciones financieras y mecanismos de ahorro formal. En contraste, el 55 por ciento de los hombres informa tener una cuenta en una institución financiera formal. Esta proporción es de sólo el 47 por ciento en el caso de las mujeres en todo el mundo.

Diferentes
Del estudio de Unimer El acceso de las micro, pequeñas y medianas empresas a los servicios financieros según género, de agosto de 2013, efectuado por la ABC, unido a estudios del departamento de Inteligencia en Mercadeo del BCR, se desprende que las mujeres como clientas bancarias no son complicadas, sino diferentes.

Estas construyen emocionalmente sus relaciones con el sector financiero bajo siete pilares: bienestar, conocimiento, control, seguridad, amor, pertenencia y libertad.

Un ejemplo es que mientras el hombre busca un incremento (mayor rentabilidad) del dinero en las cuentas de ahorro, la mujer requiere ciertos beneficios diferenciadores, como la posibilidad de destinar una parte de la cuota a hacer frente a las deudas para que los hijos terminen de pagar los créditos y tengan alguna subvención en caso de ellas faltar.

También piensan que el ahorro les permitirá el equipamiento (electrodomésticos) o compra de materiales para las reparaciones de la casa, como de construcción y pintura. Este “comportamiento económico femenino”, que es similar en muchos otros países, es avalado por estudios, como el llevado a cabo por el Women’s World Banking.

Según este último, “las mujeres ahorran más y mejor que los hombres”, y son las mejores pagadoras a la hora de devolver los créditos, pues tienden a vincular su necesidad de ahorro a acontecimientos vitales para la familia.

Acceso
Con esta simple radiografía mundial es fácil inferir que el sector bancario debe esforzarse para llegar adecuadamente a la mujer e ir más allá del grupo de un nivel medio y alto económico y educativo, que conforma la mayoría de las que actualmente son parte de nuestro sistema.

Aunque existen diversos estudios que demuestran que la conducta que ha tenido la mujer de dar a cada uno de los miembros de la familia seguridad afectiva, económica y bienestar es la que ha permitido y facilitado que ahorre más y administre mejor los bienes comunes, todavía la mayoría de ellas no forman parte del sistema financiero.

Lo anterior significa que la banca pública y privada le falta camino por recorrer para que las mujeres superen las limitaciones que les impiden ahorrar formalmente y ser sujetas de crédito.

El enfoque integral basado en acceso, uso, calidad y bienestar, todavía no se ha cumplido en este segmento que representa en Costa Rica el 50.49% de población y el 39.4% % de la población económicamente activa del país.

En conclusión, estamos en deuda con la mujer y aceptarlo es un buen inicio para trabajar en el cambio.

Paola Mora Tumminneli, Presidenta Junta del BCR

La Nación-06 de setiembre 2015: Una de cal y otra de arena

Con todo respeto por don Rodrigo Alberto Carazo, rechazamos categóricamente la nota publicada en La Nación el pasado 6 de setiembre, en la página 26 A, porque nuestro funcionario procedió correctamente en el caso planteado por el exdefensor de los habitantes.

El plataformista usó el sentido común y cumplió la normativa: no proceder con el trámite si la cédula es distinta a la que aparece en el Registro Civil.

Por la amplia trayectoria tanto pública como de cliente del Banco de Costa Rica (BCR), don Rodrigo Alberto tiene el bien ganado derecho de suponer que todo el mundo lo conoce, pero también debería saber -como todo en la vida-, que existen excepciones, aunque sean pocas, Posiblemente éste era el caso (al menos don Rodrigo no aduce que conocía bien al plataformista que le atendió).

El trámite del señor Carazo no era cualquier trámite. Un error puede dar lugar a una grave suplantación de identidad, de la cual Don Rodrigo se habría quejado, ¿y por qué no?- sufrido por el resto de su vida.

El funcionario hizo bien en no aceptar un documento de identidad distinto al último emitido por el Registro, por más parecido que fuera.

Nuestro plataformista no tiene por qué saber que don Rodrigo Alberto porta una cédula que él mismo -por alguna válida razón que desconocemos-, desechó dos años atrás. Y en lugar de haber hecho lo correcto, destruir la cédula desechada, es precisamente la que utiliza.

Nuestro cliente debería aceptar lo inusual de su proceder y que, a como están las cosas en nuestro país, podría incluso ser muy “sospechoso”.

La actuación del funcionario está apegada a la normativa que ha dispuesto el Banco Central de Costa Rica, donde textualmente se indica: “Requisitos para obtener un certificado digital: Nacionales: cédula de identidad y presentarla en el momento de solicitar el certificado, y en el caso de las personas nacionales, ser la última cédula emitida por el Tribunal Supremo de Elecciones.”

La cédula que presentó el señor Carazo no cumple dichas normas, y por tanto nos vimos impedidos para realizar el trámite solicitado.

Lamentablemente, por ser una situación provocada por el señor Carazo, el BCR no puede pagarle la hora perdida. Más bien, por ser un excelente y preocupado cliente defensor del BCR, tampoco vamos a cobrarle el tiempo perdido del plataformista y de su jefe.

Ahora bien, con respecto a lo señalado por el señor Carazo en la última publicación, del 21 de setiembre, titulada “Algo tiene el banco con mi cédula”, aclaramos que, en efecto, para algunos trámites es necesario contar con la fotocopia de la cédula de identidad, sin embargo estamos considerando la atinada observación y revisaremos nuestros procesos y normativa de tal forma que se flexibilicen los trámites y se elimine la duplicidad de documentos.

Tal como se explica en los párrafos anteriores, la cuestión no es que el Banco tenga algo en contra de su cédula, las regulaciones externas e internas son de aplicación general, abarca a todos nuestros clientes.

Lamentamos el inconveniente presentado durante el proceso de apertura de la cuenta corriente jurídica y la entrega de las chequeras, situación particular y para lo cual se han tomado las acciones correctivas.

Sobre el primer reclamo del señor Carazo, con todo respeto, indicamos que no tiene razón, pues fue él quien provocó lo sucedido. Pero la segunda queja se acoge para corrección. Entonces, como dice el refrán, “una de cal, otra de arena.”

Marvin Corrales
Subgerente General BCR

La República - 1 de junio de 2015: Concreción de proyectos a través del ahorro

Es importante en nuestra sociedad, tratar de inculcar a las futuras generaciones y recordar a las existentes, la cultura del ahorro. El hecho que desde pequeños, se nos impulse a destinar una parte del dinero al ahorro, nos permitirá observar su crecimiento teniendo una mayor comprensión de la importancia de este mecanismo, para acumular riqueza y para concretar sus sueños. Efectuar una lista de futuros proyectos, unido a un plan para alcanzarlos, nos permitirá tener una visión más clara de su concreción en una línea de tiempo.

En estos días en su mayoría, la publicidad  nos plantea que muchos de nuestros anhelos se pueden alcanzar mediante un préstamo directo, o a través de una tarjeta de crédito. Dependiendo de la magnitud del objetivo a alcanzar, estos podrían ser una alternativa a valorar para su obtención. Sin embargo, se debe tener claro, que estos mecanismos obviamente traen costos para su concreción, que convienen ser revisados con detenimiento.

Obedeciendo al nivel de urgencia que se tenga por el alcance del objetivo, estos mecanismos permiten lograrlo en un menor plazo, ligado a un costo que dependiendo del plazo, nos significará una disminución del ingreso futuro en un período de tiempo.

Por su parte, al elegir la alternativa del ahorro puro para lograr un objetivo, el inversionista buscará por su cuenta o mediante un asesor, diferentes opciones para su dinero, en el sistema financiero tanto en el sector público como en el privado.

Existen varias alternativas: fondos de inversión, cuenta de ahorro, certificados de depósito a plazo, entre otros.

Los fondos de inversión  que ofrecen las Sociedades Administradoras de Fondos de Inversión (SAFI), son un mecanismo con accesibles montos de inversión, con una Administración Profesional de sus inversiones, que mediante un adecuado seguimiento del mercado y una diversificación de riesgo de sus portafolios, brindan a sus clientes  rentabilidades superiores a otros instrumentos financieros a la vista,  resultando ser muy competitivos, con respecto a diferentes opciones a un plazo de vencimiento establecido.

Cada inversionista  definirá por cuenta propia, o basado en la asesoría de un profesional en la materia, tomando en consideración el perfil de riesgo del ahorrante,  la mejor alternativa para invertir sus ahorros y la proporción  de acuerdo a las necesidades futuras.

El inversionista debe tener presente el rendimiento que se obtendrá por su dinero.

 

Mario Zeledón Hidalgo
Administrador de Cartera Activa. BCR SAFI

Diario Extra - 20 de abril de 2015: 138 años de bancarización

Por la relevancia del Banco de Costa Rica en el mercado financiero y su misión de impulsar el desarrollo social, la competitividad y la sostenibilidad de Costa Rica, a los 138 años de fundación, sus actividades continúan teniendo un efecto positivo sobre la economía nacional, siendo la bancarización un buen ejemplo de ello.

Mediante la canalización de recursos, el BCR ha promovido un proceso de innovación financiera que facilita el dinamismo de sus actividades con nuevas modalidades de productos, de esquemas de negocios y opciones en servicios electrónicos, todo en beneficio de la ciudadanía.

Su contribución al nivel de bancarización ha sido efectiva por medio de la mayor cobertura nacional en servicios bancarios y financieros, al tener presencia en todo el país, mediante sus 11.952 puntos de venta (POS) y cerca de 246 oficinas ubicadas en todo el territorio nacional.

La bancarización, por medios electrónicos, ha mostrado una evolución positiva, no solo al ser la institución bancaria nacional en tener el primer autobanco y en lanzar una tarjeta de débito, sino también en el éxito del traslado paulatino de transacciones manuales a electrónicas, de 18% al 82%, respectivamente.

Dentro del proceso de democratización tecnológica, esta institución ha impulsado la implementación de varios servicios vinculados al Gobierno Digital, facilitando a clientes y usuarios la obtención de licencias, pasaportes, cédulas de residencia, certificaciones de bienes muebles e inmuebles, personas jurídicas y consultas de imágenes de planos, entre otros.

El nuevo liderazgo del BCR, consciente de que la innovación es un recurso prioritario, y su utilización y características óptimas condicionan y determinan en muchos casos la implementación de estrategias a seguir, le apuesta a la mejora continua para crear más valor social, mejorar su grado de eficiencia y reducir costes, además de obtener un mayor conocimiento de las necesidades, usos y costumbres de nuestros clientes.

Todas estas acciones de bancarización permitirán fomentar el ahorro, contribuir al acceso al crédito y potenciar los servicios del banco, con un mejor manejo de las finanzas personales.

En este mes que se celebran los 138 años de su fundación, se puede afirmar que el BCR ha contribuido significativamente en la construcción de una sociedad más bancarizada y con mejor cultura financiera, al ofrecer una respuesta asertiva a las expectativas y demandas de la ciudadanía, con el manejo adecuado de riesgo, que nos permite reinvertir nuestras utilidades en el impulso de la sostenibilidad del país.

Paola Mora Tumminelli
*Presidenta Junta Directiva, Banco de Costa Rica

La República - 16 de abril de 2015: Fondos inmobiliarios: Diversifique e invierta

Una de las opciones que nos ofrece el mercado de valores costarricenses son los fondos de inversión inmobiliarios, se pueden definir como un patrimonio compuesto en su mayoría por inversiones en bienes inmuebles, el cual es gestionado por una sociedad administradora de fondos de inversión, por cuenta y riesgo de los participantes (personas físicas o jurídicas).

Los fondos no financieros, le permite participar del mercado inmobiliario sin la necesidad de realizar grandes inversiones, es un fondo cerrado y está dirigido a aquellos inversionistas que estén dispuestos a aceptar un nivel de riesgo mayor, retribuido por un rendimiento más alto de sus inversiones, y que desean realizar inversiones a largo plazo, por lo cual, es importante conocer en detalle algunos aspectos propios de este tipo de fondo.

El mercado inmobiliario ofrece una gran cantidad de opciones, por lo cual es importante que el inversionista revise y compare los inmuebles e inquilinos que componen el fondo inmobiliario en el que desea invertir, ya que de ellos depende directamente el rendimiento y las plusvalías que podría esperar en su periodo de inversión.

Los rendimientos históricos del fondo funcionan como un parámetro que le permite al inversionista tener una visión más clara sobre los posibles rendimientos que puede obtener.

Si desea invertir es importante que conozca que el valor de la participación, el cual se rige por la oferta y demanda del mercado, su valor va a depender del dinamismo que presente el fondo, por ejemplo, si un fondo realiza emisiones de participaciones frecuentemente o realiza adquisiciones de nuevos inmuebles esto puede generar que el valor de la participación sea atractivo para el mercado y por ende la participación pueda aumentar, esto generaría ganancias adicionales a los participantes del fondo.

Es importante que considere el potencial de crecimiento de cada fondo, a largo plazo las nuevas inversiones que el fondo adquiera podrá brindar un mayor dinamismo en los rendimientos, así mismo, en los casos en que el fondo presenta un elevado nivel de activo se pueden realizar ventas de inmuebles y por ende generar mayores rendimientos por materializar las plusvalías, esto de acuerdo a lo indicado en el prospecto del fondo o según los acuerdos que tome el fondo.

Algunos aspectos que se deben considerar al momento de realizar su inversión son aquellos posibles riesgos de este tipo de fondo de inversión, como lo son: el porcentaje de ocupación, la ubicación de los inmuebles, la valoración de mercado (del cual depende las plusvalías que obtengan del inmueble), la antigüedad de los inmuebles, los plazos de los contratos, los inquilino, entre otros.

Un fondo inmobiliario es más que una opción de inversión, es una de las mejores formas de diversificar y de ser parte del mercado inmobiliario.

Natalia Garro Acuña
Administrador de proyectos. BCR SAFI

La República - 16 de marzo de 2015: El riesgo y las expectativas

El Reglamento de Gestión de Riesgos, aprobado por el Conassif en 2009 y bajo el cual se rigen las Sociedades Administradoras de Fondos de Inversión, especifica que éstas deben realizar una gestión de los siguientes riesgos: mercado, crediticio, operativo, contraparte y liquidez.

Para ello, existen unidades especializadas con el recurso humano y tecnológico que les permiten realizar un monitoreo, seguimiento y control de los riesgos mencionados, así como la creación de modelos econométricos que estresan el comportamiento de las carteras de inversión tanto financieras como inmobiliarias ante cambios en variables macroeconómicas como tipos de cambio, precios y tasas de interés.

Sin embargo, existe un factor del cual es difícil  realizar análisis de tipo cuantitativo, y es el referente a las expectativas que tienen los diferentes agentes económicos tales como las familias, las empresas y el mismo gobierno.

Estas se encuentran vinculadas con la suposición sobre el comportamiento futuro de diferentes variables; supuestos que toda unidad de riesgo debe tomar en consideración y que en muchos casos van más allá de las cuenta nacionales. Por ejemplo, cabe preguntarnos si las expectativas que tiene una sociedad administradora de fondos de inversión son coincidentes con las de un inversionista que se encuentra catalogado en diferentes niveles de perfil según su apetito por riesgo.

Por otra parte, las expectativas pueden estar asociadas con el desempeño pasado y presentes de un grupo financiero, en donde sus acciones van a determinar la percepción de los agentes económicos y en donde el riesgo de imagen  o reputacional juega un papel muy importante.

Las empresas pueden tener intereses empresariales que influirán en sus ingresos futuros; de la misma forma las personas podrán estar proyectando sus patrones de consumo y ahorro con base en las proyecciones de sus ingresos, diferenciando aquellos que son de índole permanente o transitorio.

Por estas razones, la gestión integral de riesgo debe ir más allá de aspectos meramente económicos sino también enfocarse en conocer que está motivando a los inversionistas en sus decisiones de inversión, conociendo sus percepciones del entorno tanto político, económico y social, dando importancia al tema de la información y como ésta se hace llegar de manera tal que se logren alinear los objetivos estratégicos de cada institución con las percepciones de los agentes económicos.

Expectativas negativas incrementan la exposición al riesgo reputacional, el riesgo de liquidez y la gestión del riesgo de mercado, de ahí la importancia de no pensar solamente desde la posición del experto en gestión de riesgo sino desde las perspectivas de los diferentes actores del mercado.

En mi  opinión la gestión de riesgo no se encierra en cuatro paredes y en unas pocas personas, hay muchos involucrados, sectores económicos y formas de pensar y ver las cosas propias a la percepción y situación de quién las vive.

Yeini Vargas Araya
Analista de Riesgo de Mercado. BCR SAFI

Nueva herramienta para exportar

Según datos de Procomer, en Costa Rica existen más de 2 mil empresas exportadoras, la mayor parte de ellas (81%), corresponde a micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

Estas son compañías con menos de 100 empleados a quienes una garantía de pago serviría para animarse a crecer, a exportar más, de una manera segura y con un acompañamiento profesional.

Consientes de la necesidad de brindar una herramienta de apoyo a los exportadores, sector que genera más de 350 mil empleos de calidad, aplaudo la iniciativa del Banco de Costa Rica al ser el primero en lanzar una herramienta de factoreo de exportación, que permite a esas empresas contar con un servicio de pago anticipado de facturas por cobrar en diferentes países en el exterior.

Este servicio mitiga la tardanza del pago de las facturas de exportación evitando que la empresa sufra problemas de liquidez.

Cuando un empresario se anima a exportar asume una enorme tarea que además de producir con una excelente calidad, implica investigar el mercado al que va su producto, contactar un comprador, gestionar los permisos y logística para que llegue al destino y luego pedirle a Dios por que le paguen por su trabajo. Sin embargo, en ocasiones la fe no les alcanza y por ende desisten de incursionar en nuevos mercados por temor a perder el fruto de su trabajo.

Con una herramienta como esta, que ya existe en los mercados más sofisticados del mundo, se brinda financiamiento a la empresa, usando esas facturas como garantía, además de incluir el servicio de administración de cuentas por cobrar, la gestión de cobro y lo más importante es que le da una cobertura ante el incumplimiento de pago del comprador.

Para que este servicio realmente funcione se debe contar con respaldo a nivel internacional, el Banco de Costa Rica lo ha previsto y por eso es el primer banco en Costa Rica afiliado a la FCI (Factors Chain International), esto le permitirá una cobertura para el exportador nacional en prácticamente todos los mercados donde se ubiquen sus compradores. El exportador se hará acompañar de un socio comercial que le garantiza una gestión de cobro en el exterior de forma eficiente y eficaz al recibir el 100% del pago de sus facturas al vencimiento de las mismas.

Como el mercado nacional es pequeño y cada vez más productos y servicios deben vender en el exterior, este tipo de herramienta constituye un apoyo vital para generar un crecimiento ordenado, seguro y profesionaliza aún más el proceso exportador, donde los expertos en cada negocio – la empresa en la producción y venta y el banco en el financiamiento y cobro - , se enfocan en realizar de la mejor manera el trabajo.

Mónica Segnini
Empresa. monica@descarga.com

Construir y alquilar?... o simplemente invertir...

Hace unos meses recibí una llamada de un amigo que recientemente había logrado un contrato muy lucrativo. Con la ganancia generada, tenía la intención de construir unos locales comerciales para alquiler y recibir las rentas por su inversión. Esta persona no tenía ningún conocimiento del funcionamiento del mercado inmobiliario, sus ciclos ni tampoco los riesgos.

Ciertamente, construir o comprar una propiedad para alquilar es una forma muy común de inversión y puede ser un muy buen negocio. Sin embargo,  aunque este proceso puede parecer sencillo, es posible perder dinero y como en cualquier inversión, es necesario planificar y analizar cuidadosamente para que sea una inversión exitosa.

La incertidumbre ha sido la característica típica de los mercados en los últimos tiempos y particularmente el sector inmobiliario es uno de los pocos negocios en donde todavía existe información asimétrica, lo que crea oportunidades para expertos y catástrofes para los principiantes.

Ante a esta situación, en los mercados financieros se han diseñado diversos instrumentos de inversión que permiten protección en tiempos de inestabilidad, pero que a la vez ofrecen la ventaja de obtener buenos resultados con un riesgo aceptable. Es así como para este caso existen los fondos inmobiliarios. Una opción para quienes buscan obtener la renta de los bienes raíces, pero quieren evadir los riesgos  que implica la inversión tradicional. 

Para que esto se cumpla, el fondo en donde se piensa invertir tiene que cumplir con ciertas condiciones claves: En primer lugar debe tener un tamaño que le permita alcanzar una adecuada diversificación de su cartera de propiedades, además debe tener un número importante de inquilinos y lo más relevante, una empresa administradora con respaldo y experiencia comprobada en el medio. La combinación de estos elementos; tamaño, diversificación y gestión, lo llevarán a captar empresas de primer nivel, con contratos de largo plazo, lo que disminuye el riesgo de desocupación y ofrece flexibilidad a sus arrendatarios; ventajas que como inversionista individual, quizás no se podrían tener.

También los fondos inmobiliarios no solamente generan ingresos por arrendamiento, sino que  ofrecen la posibilidad obtener utilidades por las plusvalías ganadas en el tiempo, las que pueden llegar a materializarse al momento de vender activos, creando así un valor adicional en la inversión. Resta decir que la industria de fondos inmobiliarios, al igual que los bancos e instituciones financieras del país, son parte de un mercado regulado y supervisado por instituciones del gobierno y la bolsa de valores, generando así mayor confianza y credibilidad en su gestión.

En resumen, ningún sector en el mundo de las inversiones es perfecto, pero si nuestros conocimientos y experiencia son limitados en una actividad, como lo cita el magnate Charlie Munger de Berkshire Hathaway “Nunca juegues a juegos que no entiendas, incluso si ves a mucha gente ganando dinero en ellos”.
La República - 03 de noviembre de 2014: Uso de los fondos de mercado de dinero como estrategia de inversión

En el mundo financiero existen múltiples instrumentos de inversión, cada uno diseñado para satisfacer diferentes necesidades y cumplir distintos objetivos, por lo que cada instrumento puede constituir una oportunidad de inversión atractiva, siempre y cuando el inversionista los conozca y utilice de acuerdo a sus propias necesidades.

En general al momento de realizar una inversión existen ciertos factores que se deben tomar en cuenta, entre estos están: la rentabilidad, el riesgo, el plazo y la liquidez. Mientras que el rendimiento está definido por el retorno de la inversión, el riesgo se encuentra relacionado con la certeza o certidumbre con que el emisor de la inversión pueda cumplir con los compromisos de pago de ésta.

Por otro lado, el plazo es meramente la duración de la inversión, mientras que la liquidez es la capacidad, cualidad o facilidad con que la inversión se puede convertir en dinero sin que sufra una pérdida significativa de valor.

En teoría financiera es comúnmente aceptado que un mayor riesgo implica irremediablemente un mayor rendimiento y viceversa, también que un mayor plazo de inversión está relacionado con un mayor rendimiento, y a un menor plazo corresponde un menor rendimiento (aunque existen circunstancias económicas en que esta relación cambia).

A partir de lo anterior, y casi por transitividad, podríamos afirmar que a mayor plazo de inversión existe un mayor riesgo, ya sea porque aumenten las dudas sobre el pago de los compromisos pactados por el emisor de la deuda, porque aumenten los niveles de tasas de interés o porque no se puedan aprovechar nuevas oportunidades de inversión.

Ahora bien, la liquidez de una inversión está determinada por el atractivo que pueda tener ésta para otros inversionistas, dadas las condiciones del mercado, y esta cualidad depende precisamente del rendimiento, el plazo y el riesgo que la inversión pueda brindar.

En este sentido, la composición de cualquier portafolio de inversión, sin que importe su tamaño, debería de incorporar una proporción en activos líquidos, ya sea como estrategia de inversión para aprovechar futuras oportunidades de inversión, por imprevistos de cualquier tipo en los flujos de caja del inversionista, como una manera de realizar inversiones transitorias o simplemente por mera diversificación de su portafolio.

Es importante indicar que el tamaño de esta proporción dependerá justamente de las necesidades de efectivo e intereses de cada inversionista.

Precisamente en el manejo de esta liquidez es que juega un papel importante los fondos de inversión del mercado de dinero, pues son instrumentos financieros con plazos de permanencia muy cortos (hasta de un día) y que le permiten al inversionista el reembolso de su inversión a partir del siguiente día hábil de su solicitud, brindando además un rendimiento mayor que otros instrumentos financieros a la vista como lo son las cuentas corrientes o de ahorro.

David Sánchez Sáenz
Administrador de Cartera Activa. BCR SAFI

Diario Extra - 29 de octubre de 2014: KAKEBO

Sabias fueron las palabras de Margaret Thatcher,  la ex primer Ministro de Inglaterra cuando dijo: "Cualquier mujer que entienda los problemas de llevar una casa estará más cerca de entender los problemas de llevar un país".

La otrora Dama de Hierro estaba consciente de la importancia, tanto para el hogar, como para una nación,  de manejar adecuadamente un presupuesto.

Esta fue también la visión de Tomoko Hina, primera mujer periodista japonesa que a principios del siglo XX ideó lo que hoy conocemos como el Kakebo, una mezcla de  calendario-agenda para la economía doméstica del día a día.

Este pequeño libro de cuentas  se convirtió  en un excelente método de registro de ingresos y gastos, en que las personas apuntan, en el apartado correspondiente, los pagos y desembolsos ordinarios y extraordinarios de su vida, incluyendo un aporte para el ahorro.

El libro tiene la sección de “Supervivencia”, en la que se incluye los gastos básicos, como alimentación, farmacia, transporte; los del “Ocio”,  que registra  los gastos correspondientes paseos, espectáculos, incluso cigarrillos y alcohol; y el de “extras”, que  los que entran los gastos imprevistos como reparaciones, viajes y regalos. También cuenta con espacios para poder personalizarlo en función de la rutina de consumo, ahorro y estilo de vida de cada persona o familia.

El aspecto más interesante que tiene el Kakebo es que facilita que se sumen semanalmente los gastos,  se obtenga un  total  mensual y se comparen fácilmente de mes a mes, para así calcular en qué gasta más, qué lugar en donde hace compras es más económico que otro, cuántas veces debe utilizar  determinado servicio, para así saber cuánto puede ahorrar. También permite hacer gráficos y tablas de consumo, permitiendo que observemos fácilmente cómo es nuestro comportamiento en el uso del dinero.

Hoy día los Kakebos existen en abundante modalidades -incluyendo apps móviles- dirigidos a familias, parejas, solteros y adolescentes, en diferentes tamaños, forma y colores, que tienen el objetivo final de permitir ahorrar como una disciplina de vida, gracias al control del gasto y el uso racional de los ingresos.

Hemos oído comentarios de personas que al final del primer mes de trabajar con un Kakebo quedan verdaderamente  sorprendidas de la cantidad de gastos que realizan en actividades cuyo monto se llevan una buena parte de sus ingresos. Y de ahí proviene la clave del éxito de esta libreta,  que permite  gestionar nuestro dinero -ingresos y gastos- de un modo exhaustivo, con un método que tradicionalmente  utilizaron las madres japonesas para contener el gasto superfluo, sin afectar la calidad de vida de la familia.

Y es así, como un simple libro tipo calendario agenda, ideado por una mujer trabajadora de oriente, ha permitido generar una herramienta que nos brinda una radiografía de ingresos y gastos, para ordenar nuestra vida económica, planificar el futuro y con ello apoyar el desarrollo económico del país.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

La Nación - 26 de octubre de 2014: Momento para el ahorro nacional

En momentos en que Costa Rica tiene un déficit fiscal de 2 billones de colones (6% Producto Interno Bruto, PIB), en donde se proponen varios recortes que posibiliten disminuirlo a un 4% durante los próximos años, y en donde se busca reducir al menos un punto porcentual para la próxima colocación de títulos valores en el mercado internacional; se hace indispensable  hablar sobre la necesidad de ahorrar.

Si bien es cierto que una buena política fiscal influye positivamente  sobre la economía de un país, si se cuenta con una estructura tributaria eficiente y el gasto público racional, también es relevante la tasa o nivel de ahorro para crecer y garantizar que existan recursos suficientes para invertir.

Tasa de ahorro
Esta tasa de ahorro -que  es la proporción de lo ahorrado frente al PIB- es importante para que el sector productivo obtenga nuevos recursos en el mercado financiero nacional, el cual es alimentado por los ahorradores en el país.

Es el ahorro en la teoría económica moderna una variable para el desarrollo sostenible, que canalizado a través de un sistema eficiente y seguro de intermediación, como lo es la banca Estatal de Costa Rica, impulsa la productividad y sienta las bases para un crecimiento sostenido de largo plazo. 

Sabemos que en un país con alto desempleo,  bajo crecimiento económico y una tendencia al alza en la inflación es difícil ahorrar, pero no es imposible, pues la realidad es que muchas personas no lo hacen por la ausencia o bajos ingresos, sino por el consumo no planificado y en ocasiones  desenfrenado.

Entonces, si los que tienen ingresos -suficientes y moderados- no ahorran por el consumismo y otros no lo hacen por la carencia de recursos, y esta conducta social se da dentro de un entorno de desaceleración económica como la que estamos viviendo, es claro que será más difícil que la población en general mejore su nivel de vida.

Este círculo vicioso en el cual no hay plata para ahorrar y la plata que se puede ahorrar se utiliza para gastar, es lo que impulsa el creciente endeudamiento de la sociedad costarricense en la que los ciudadanos prefieren créditos en vez de metas de ahorro para adquirir ciertos bienes y servicios.

Si bien es importante para el sistema financiero y para el país en general la abundante oferta crediticia en variedad de tasas, plazos, condiciones  y avales, es a su vez  relevante  que  los ciudadanos entiendan la importancia de mantener un buen nivel de ahorro, que no solo  les ayude a afrontar imprevistos, a adquirir bienes y servicios y a planificar el futuro, sino también a contar con recursos que al reinvertir en la economía; pueden financiar el crecimiento del producto interno bruto y que facilitar la creación de más y mejores empleos.

Oriente: un buen ejemplo
Un buen ejemplo de cómo el ahorro impulsa el desarrollo económico de un país es China, que alcanzó hasta un 14% de crecimiento económico anual sin haber experimentado problemas de inflación, debido -en parte- a que cuenta conlas tasas más altas ahorro en el mundo.

Se dice que  los chinos ahorran hasta el 50% de sus ingresos, lo que le ha permitido a este país acumular capital para realizar grandes inversiones y convertirse en la segunda economía más importante del mundo.

Otro país con gran cultura de ahorro es Japón,  que en la década de los setentas y ochentas logró parte de su expansión económica por el alto nivel de ahorro de su población. Aunque posteriormente atravesó un largo proceso de desaceleración económica a finales del siglo XX (que todavía les sigue impactando), su periodo de bonanza con novedosos métodos de producción, sistema de calidad y de re-ingeniería fueron impulsados con la captación de  ahorros particulares de sus ciudadanos sin depender de préstamos externos. Incluso, el gobierno pudo financiar gran parte de su déficit con el dinero de los ahorrantes.

Es momento
En Costa Rica no se le ha dado al ahorro la prominencia que merece como  generador de bienestar individual y colectivo. El sistema bancario vivió enfrascado en una lucha por brindar las tasas más bajas de interés para los préstamos, dejando a un lado hacer más rentable el ahorro para estimular esta acción hasta convertirse en un hábito ineludible. Pero ahora vamos con paso firme impulsando la cultura de ahorro en el país.

Ante la actual crisis fiscal que enfrentamos, somos los bancos e instituciones financieras como las cooperativas de ahorro y crédito, las llamadas a captar el dinero para re invertirlo -con toda la aplicación rigurosa de gestión de riesgo- en proyectos que impulsen el desarrollo y generen bienestar.

Así como hemos respondido al llamado del Gobierno en la reducción y contención del gasto, nos corresponde también defender y re tribuir a los que ahorran, de manera que con estos recursos podamos apoyar el incremento de la capacidad productiva, y por consiguiente el crecimiento económico.

Es impostergable convertir el ahorro en una prioridad dentro de la política económica de Costa Rica.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

La República - 29 de setiembre de 2014: ¿Qúe es el riesgo y cómo se gestiona?

El concepto de riesgo puede ser definido de múltiples formas, en general hace referencia a la posibilidad de que ocurran eventos inesperados y no deseados, que causen impacto sobre los objetivos establecidos por instituciones o empresas.

El riesgo está presente en toda actividad que desarrolle o en que participe el ser humano entre ellas la vida empresarial.

Es por ello que toda empresa, indistintamente de su tamaño, ubicación o actividad debe estar atentas a los riesgos que se generan y asumen en la ejecución de sus operaciones diarias.

La gestión del riesgo agrega valor a la empresa, administrando de forma eficiente todos los recursos (humanos, financieros, tecnológicos u otros), contribuyen a mantener buenos niveles de calificación por parte organismos reguladores en cuanto al desarrollo del negocio, si es que es calificada o bien, manteniene o mejora la imagen o reputación de ésta, convirtiéndose en una ventaja competitiva.
Para ello, entre las principales actividades que una empresa debe llevar a cabo están:

• Identificar los riesgos
• Evaluar su posibilidad de ocurrencia
• Estimar su impacto y consecuencias
• Establecer planes de acción por si llegan a suceder
• Estar alerta a los cambios de los riesgos a efectos de tomar las acciones preventivas y correctivas necesarias.

La tarea de gestionar los riesgos es de todos los días, tanto en actividades estratégicas como operativas, es responsabilidad de todos los colaboradores la empresa tener una aptitud proactiva, asumiendo riesgos de forma prudente y delimitada como parte de una adecuada gestión del negocio.

Jenifer de la O
Especialista en gestión de riesgo operativo. BCR SAFI

La República - 22 de setiembre de 2014: ¿Fondos de inversión para todos?

Definitivamente sí. Lo cierto es que los fondos de inversión son una opción para todos.

¿Puede ser atrevido decirlo?, no. Luego de catorce años trabajando en la industria y de estar relacionada con la comercialización de éstos, he llegado a las siguientes conclusiones.

Todas las personas tienen la necesidad de ahorrar, para solventar necesidades puntuales como la universidad de nuestros hijos, la compra de bienes como la casa o para cubrir asuntos imprevistos, como una enfermedad. Lo cierto es que a la hora de invertir todos buscan la mejor rentabilidad posible para sus ahorros y los fondos de inversión responden de manera satisfactoria esa necesidad.

Existen fondos de inversión para todas las necesidades, planes y presupuestos.

A los costarricenses en términos generales les gusta la buena rentabilidad pero el menor riesgo. Eso lo conjugan muy bien los fondos de inversión. Pero aquí responsablemente, se debe ser más detallista. Veamos.

a. Si es usted un ahorrante que le teme al riesgo, puede que los fondos del mercado de dinero sean para usted la mejor opción. Debe valorar que ofrecen una mejor rentabilidad si su inversión es a corto plazo (menos de seis meses) o a la vista, y el riesgo es muy bajo, por lo que la relación riesgo-rendimiento es muy positiva para usted.
b. Si usted gusta de inversiones de más largo plazo (más de un seis meses), pero no le gusta asumir mucho riesgo, existen fondos que invierten únicamente en emisores con respaldo estatal o 100% públicos, donde el riesgo es relativamente bajo en comparación con los beneficios que puede obtener.
c. Si a diferencia de los individuos anteriores usted no teme tanto a las posibles variaciones de sus rendimientos, si a cambio obtiene una buena rentabilidad en el mediano y largo plazo, entonces, una gran mayoría de los fondos de inversión se ajustan a usted.
d. Si usted es un inversionista agresivo que no teme al riesgo y busca una rentabilidad altamente competitiva, todos los fondos son para usted.
e. Si su temor es la liquidez, los fondos abiertos, despejan esta inquietud, usted puede disponer de su dinero prácticamente en el momento que desee.

Bajo los criterios anteriores, es muy probable que usted se haya ubicado en alguna las categorías descritas.

¿Qué está esperando entonces? Acérquese, pregunte y atrévase, puede estar dejando de ganarse una excelente utilidad por sus ahorros, por falta de información.

Para más detalles tenemos a su disposición el Centro de Servicio al Cliente con el teléfono 2520-8200 en un horario de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. Si desea enviar solicitudes de inversiones y retiros lo puede hacer por medio del correo electrónico: bcrsafi@bancobcr.com.

MBA. Marianela Vílchez Ramírez
Jefe de Gestión de Negocios. BCR SAFI

La Nación - 19 de agosto de 2014: Fideicomiso de obra pública: un vehículo para el desarrollo del país

Los fideicomisos de obra pública (Fidop) son mecanismos ágiles de contratación y financiamiento que han demostrado, tanto dentro como fuera del país, que pueden convertirse en el esquema más propicio para financiar y construir la infraestructura pública que se necesita con urgencia. Por medio de este modelo, las instituciones pueden alcanzar un nivel altamente eficiente de ejecución y administración de sus proyectos de obras de infraestructura, dado que se potencializa el uso de las bondades legales y operativas que ofrece la figura del fideicomiso para los procesos de contratación y ejecución de las obras.

Adicionalmente, el Fidop tiene la ventaja de estructurar un financiamiento acorde con las necesidades de cada proyecto; además, como alternativa de inversión, resulta muy atractiva para aquellos inversionistas que gustan del ahorro a largo plazo, como las operadoras de pensiones. Con esto se posibilita la canalización de una parte del ahorro nacional hacia el desarrollo de obras de infraestructura pública que ayuden a mejorar los servicios que se brindan a todos los costarricenses. Los recursos financieros están; solo nos falta voluntad para emprender las obras.

Proyectos. En el Banco de Costa Rica (BCR), hemos incursionado desde hace varios años, de forma responsable y propositiva, en la estructuración de proyectos bajo la figura del Fidop. Estos han demostrado sus beneficios a las instituciones que los han solicitado, entre los cuales podemos citar la oportunidad y eficiencia en su ejecución; la optimización del costo, tanto financiero como de la obra en sí misma; y una adecuada administración de los riesgos. Con ello hemos logrado desarrollar obras de importancia estratégica en el campo energético, como han sido la Planta Térmica Garabito y el Proyecto Hidroeléctrico Toro 3, para el Instituto Costarricense de Electricidad, así como varias soluciones inmobiliarias que ayudan a resolver necesidades de infraestructura física en varias instituciones del Estado. Todos estos proyectos se han gestado y se continúan desarrollando de manera exitosa.

Asamblea Legislativa. Con respecto al proyecto de los edificios de la Asamblea Legislativa, el cual se desarrolla bajo la figura del Fidop, es importante tener presente que el BCR ha aplicado la misma rigurosidad y transparencia que le han permitido el éxito en los otros proyectos. El concurso para el Anteproyecto de los Edificios de la Asamblea Legislativa, donde se eligió el diseño de los edificios que tendrá el Primer Poder de la República, fue realizado en apego absoluto a la normativa que rige la materia en todos sus ámbitos, incluida la especial consideración de que algunas de las actuales edificaciones fueron declaradas patrimonio nacional.

Contamos con una altísima e inestimable colaboración del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA), quienes nos brindaron la asesoría y el consejo para llevar a cabo un concurso que tomara en cuenta todos los aspectos necesarios, incluyendo, por supuesto, los relacionados con la preservación y conservación de los edificios patrimoniales. A su vez, el jurado calificador, designado para evaluar todas las propuestas e integrado por muy respetables y calificados profesionales en arquitectura e ingeniería, valoró las propuestas e hizo su recomendación sin tener conocimiento de quiénes eran los oferentes, aspecto que permitió fortalecer aún más la transparencia en el proceso de selección del ganador.

Con el diseño de los nuevos edificios de la Asamblea Legislativa se buscó enmarcar y proteger los edificios patrimoniales, pero, además, liberar el espacio urbano, con el fin de que los ciudadanos de este país podamos acceder y visualizar estos edificios históricos con mayor amplitud y libertad. Las proporciones de los nuevos edificios se estudiaron durante el proceso de diseño para generar un perfil arquitectónico sutil que a su vez funcione de marco protector para todos los inmuebles de carácter patrimonial. Los nuevos edificios no representarán ninguna amenaza para los ya existentes ni para su entorno, pues este proyecto se ha desarrollado bajo un norte que

incluye, además, la conservación, mantenimiento y restauración de los edificios patrimoniales del Primer Poder de la República.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

Diario Extra - 24 de mayo de 2014: No los descuide ni un segundo

NO LOS DESCUIDE NI UN SEGUNDO

Nuestra misión como organización estatal es impulsar el desarrollo sostenible del país, pero no podemos pensar en un desarrollo sostenible si tenemos una niñez herida, con lesiones físicas o emocionales que, probablemente, limitarán su inserción en la actividad productiva del país.

En el Banco de Costa Rica (BCR) vemos con preocupación el aumento en las víctimas de agresión por negligencia atendidas por el Hospital Nacional de Niños (HNN). Es alarmante que en el 2006, en el HNN se atendieron, por día, 2.47 casos de violencia infantil y para el 2012, la cifra aumentó a 4.69, es decir hubo un incremento del 90% en seis años.

Nuestra misión como organización estatal es impulsar el desarrollo sostenible del país, pero no podemos pensar en un desarrollo sostenible si tenemos una niñez herida, con lesiones físicas o emocionales que, probablemente, limitarán su inserción en la actividad productiva del país. Los niños y niñas son el futuro de nuestra nación y es responsabilidad de cada uno de nosotros, los adultos y adultas, velar por su crecimiento integral, sano y feliz.

Según los registros del HNN, de 2006 a 2012, el 70% de los casos de violencia infantil se podría haber evitado si los padres o la persona que tenía a su cargo el cuido del menor, no lo hubiera descuidado ni un segundo.

Erróneamente, se utiliza la palabra ‘accidente’ para catalogar el descuido. Pero, si el menor se corta con un cuchillo, se intoxica con la ingesta de un medicamento sin receta médica, se atraganta con un objeto pequeño, se quema con el agua caliente de una olla o inclusive con pólvora, no se trata de un accidente, sino de un caso de violencia infantil por negligencia.

Por esta nueva realidad social que hoy aqueja a nuestra niñez, en el 2013 el Banco de Costa Rica —en alianza con el Hospital Nacional de Niños— asume un compromiso público para actuar juntos contra la negligencia, mediante la campaña 'No los descuide ni un segundo'.

Esta campaña busca sensibilizar e informar a los cuidadores de niños y niñas, para que las y los más pequeños del hogar no sean víctimas de violencia infantil.

Por medio de la visibilización del problema y de consejos concretos, buscamos promover el bienestar de nuestra niñez, al evitarles los peligros de sufrir lesiones que se pueden prevenir con una vigilancia oportuna y responsable.

No podemos ser indiferentes, nuestros niños y niñas merecen nuestra protección, nuestra vigilancia y sincera preocupación por su calidad de vida y crecimiento.

A edades tempranas es imposible que nuestra niñez sea consciente de los peligros y riesgos a los que se enfrentan, pero nosotros, como sociedad responsable, tenemos la misión de guiarlos, protegerlos y educarlos para que estos casos no se presenten.

Las consecuencias de una lesión, en edades tempranas, pueden marcar para siempre la vida de los niños o niñas e incluso, tener desenlaces más drásticos y tristes como la misma muerte.

Invitamos a la sociedad costarricense a que actuemos juntos por nuestra niñez y a que No los descuide ni un segundo, porque la negligencia también es violencia infantil.


Kattia Morales.
Gerente Relaciones Corporativas, Banco de Costa Rica

La Nación - 23 de abril de 2014: Descuido..., ni un segundo

NO LOS DESCUIDE NI UN SEGUNDO

En el Banco de Costa Rica (BCR) vemos con preocupación el aumento en las víctimas de agresión por negligencia atendidas por el Hospital Nacional de Niños (HNN). Es alarmante que en el año 2006, en el HNN se atendieron, por día, 2.47 casos de violencia infantil y para el 2012, la cifra aumentó a 4.69, es decir hubo un incremento del 90% en seis años.

Nuestra misión como organización estatal es impulsar el desarrollo sostenible del país, pero no podemos pensar en un desarrollo sostenible si tenemos una niñez herida, con lesiones físicas o emocionales que, probablemente, limitarán su inserción en la actividad productiva del país. Los niños y niñas son el futuro de nuestra nación y es responsabilidad de cada uno de nosotros, los adultos y adultas, velar por su crecimiento integral, sano y feliz.

Según los registros del HNN, de 2006 a 2012, el 70% de los casos de violencia infantil se podría haber evitado si los padres o la persona que tenía a su cargo el cuido del menor, no lo hubiera descuidado ni un segundo.

Erróneamente, se utiliza la palabra ‘accidente’ para catalogar el descuido. Pero, si el menor se corta con un cuchillo, se intoxica con la ingesta de un medicamento sin receta médica, se atraganta con un objeto pequeño, se quema con el agua caliente de una olla o inclusive con pólvora, no se trata de un accidente, sino de un caso de violencia infantil por negligencia.

Por esta nueva realidad social que hoy aqueja a nuestra niñez, en el 2013 el Banco de Costa Rica —en alianza con el Hospital Nacional de Niños — asume un compromiso público para actuar juntos contra la negligencia, mediante la campañaNo los descuide ni un segundo. Esta campaña busca sensibilizar e informar a los cuidadores de niños y niñas, para que las y los más pequeños del hogar no sean víctimas de violencia infantil. Por medio de la visibilización del problema y de consejos concretos, buscamos promover el bienestar de nuestra niñez, al evitarles los peligros de sufrir lesiones que se pueden prevenir con una vigilancia oportuna y responsable.

No podemos ser indiferentes, nuestros niños y niñas merecen nuestra protección, nuestra vigilancia y sincera preocupación por su calidad de vida y crecimiento. A edades tempranas es imposible que nuestra niñez sea consciente de los peligros y riesgos a los que se enfrentan, pero nosotros, como sociedad responsable, tenemos la misión de guiarlos, protegerlos y educarlos para que estos casos no se presenten.

Las consecuencias de una lesión, en edades tempranas, puede marcar para siempre la vida de los niños o niñas e incluso, pueden tener desenlaces más drásticos y tristes como la misma muerte.

Invitamos a la sociedad costarricense a que actuemos juntos por nuestra niñez y a que No los descuide ni un segundo, porque la negligencia también es violencia infantil.

Kattia Morales.
Gerente Relaciones Corporativas, Banco de Costa Rica

La Prensa Libre - 16 de enero de 2014: El Banco de Costa Rica contra la legitimación de capitales

EL BANCO DE COSTA RICA CONTRA LA LEGITIMACIÓN DE CAPITALES

El Banco de Costa Rica es un importante y eficiente aliado local e internacional de las autoridades policiales y fiscales competentes en la detección oportuna de las intenciones de los delincuentes de legitimar sus capitales. Esa es una lucha cotidiana que seguiremos librando, con denuedo. De por medio está el destino de nuestro país, del que somos orgullosos corresponsables, el prestigio del Banco y la honorabilidad de sus empleados.

El pasado diciembre, precisamente, por la proactividad y diligencia de las autoridades del propio Banco, se logró la detección de conductas indebidas por parte de dos cajeros, actuación que no refleja el comportamiento del banco ni de sus empleados. Gracias a los sistemas de control y vigilancia permanentes, se observaron actuaciones irregulares en ciertas operaciones de cambio de moneda que realizaban esos dos cajeros, ante lo cual, además de impulsar las investigaciones administrativas internas, se procedió a elevar el caso al conocimiento de las autoridades policiales y al Ministerio Público, en apego al debido proceso aplicable para estos casos.

Este tipo de situaciones constituyen una de las amenazas a las que está expuesto el sector financiero alrededor del mundo, así como cualquier entidad pública o privada. Para el Banco de Costa Rica que permanentemente practica una política de cero tolerancia en materia de combate al crimen financiero, ha sido motivo de satisfacción comprobar que los controles y procesos de prevención en temas como el lavado de dinero, fraude y corrupción, permitieron detectar un hecho inusual y coordinar con las autoridades competentes.

Es imperativo recalcar que el BCR actuó con diligencia y total transparencia frente a una operación sospechosa de legitimación de capitales. No minimizamos los hechos, por el contrario, al considerarlos graves, no nos limitamos a una actuación meramente administrativa si no que escalamos su conocimiento a la Fiscalía para que los investigaran desde el punto de vista penal.

El Banco de Costa Rica, seguro de estar cumpliendo con las obligaciones que le corresponden, en el marco de aplicación de la Ley Sobre Estupefacientes, Sustancias Psicotrópicas, Drogas de Uso no Autorizado, Actividades Conexas, Legitimación de Capitales y Financiamiento al Terrorismo, la Ley de Control Interno y la Ley de Enriquecimiento Ilícito y otros estándares internacionales, continuará apoyando las investigaciones policiales, con la coordinación que éstas requieran, para combatir en forma efectiva las actividades ilícitas y el crimen organizado, ya que forma parte de nuestra política de cumplimiento, pero sobre todo, forma parte integral de nuestros valores corporativos y de nuestra política de cero tolerancia en estos temas.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

La Prensa Libre - 12 de diciembre de 2013: ¡Controle su consumo, controle su dinero!

¡CONTROLE SU CONSUMO, CONTROLE SU DINERO!

¿Ha sentido el impulso de querer tener algo y se ha decidido a comprarlo? Este impulso no tiene neda de malo; de hecho, es natural en la mayoría de las personas. Lo que sí debe interesarnos es de qué forma llegamos a una decisión.

Lamentablemente para muchas personas, la compra es simplemente una reacción a ese deseo (por lo que los mercadólogos luchan tanto). Para pocos, la decisión tiende a ser un poco más pensada. Y no estoy hablando de adquirir una caja de goma de mascar, un helado o una barra de chocolate, me refiero a compras que de verdad empiezan a hacer crecer nuestras deudas; me refiero a comprar una pantalla de televisión, una bicicleta, un equipo para hacer ejercicios, una segunda computadora, el último celular, en fin; cosas cuyo precio merece que se piense dos veces.

Se puede argumentar que todos estos artículos satisfacen una necesidad que tenemos, pero fuera de las necesidades básicas de alimento, abrigo y vivienda (Maslow), el comportamiento adecuado de compra debe pasar por razonar si esas necesidades son relevantes o no para una vida satisfactoria y tranquila.

Para bien o para mal, contamos hoy con medios de pago que nos permiten más fácilmente adquirir esos bienes y minimizan la importancia de razonar la compra. Deténgase un momento y piense: de verdad: ¿necesito adquirir ese artículo? ¿Es útil aún el artículo que tengo en casa? ¿Necesito alguna otro bien con mayor prioridad? Este razonamiento es en el que me gusta hacer énfasis porque es la forma en la que nos damos cuenta, de manera sincera con nosotros mismos, si debemos o no comprar… y esto es uno de los fundamentos de la Responsabilidad Financiera.

Con las últimas corrientes de apertura de mercados y globalización, a los costarricenses nos ha llegado una muy importante motivación mercadológica hacia el consumo. Inclusive hasta el “Black Friday” se ha establecido con grandes rebajas en precios y con productos innovadores.

No se deje llevar por estos aires de consumo, sea Responsable Financieramente; consigo mismo, con sus hermanos, con su familia y piense dos veces cuando vaya a adquirir sus bienes. Esto traerá tranquilidad a sus finanzas y satisfacción de considerar las compras de forma adecuada..

José Paz B.
Gerente Estrategia y Proyectos, Banco de Costa Rica

La Prensa Libre - 13 de setiembre de 2013: Deudas en colones y en dólares

DEUDAS EN COLONES Y EN DÓLARES

Siempre tenemos deudas en una u otra moneda. Nos hemos endeudado para adquirir activos como un vehículo, un condominio, la ampliación de una habitación entre otros y siempre nos fijamos en cuánto tendremos que pagar, en cuál es la mensualidad.

Las personas y familias muchas veces valoran (Responsabilidad Financiera), si están en capacidad de pagar esa mensualidad y es aquí en donde empiezan a considerar si se endeudan en colones o en dólares.

Por las características del mercado financiero local estas personas y familias concluyen que la cuota más baja, más asequible, la que tiene un menor impacto en las finanzas familiares (al día de hoy) han sido las cuotas en dólares, lo cual es apoyado por rasgos de los créditos ofrecidos como tasas fijas en periodos largos como 5 y 10 años (para vivienda por ejemplo). Esto implica cuotas fijas por muchos años…en apariencia.

Para aquellos deudores que reciben salarios en dólares; una deuda en esa moneda no es ningún problema porque la mensualidad ya está definida. Sin embargo para quienes ganamos en colones si debemos que tener un cuidado y comprender el mecanismo por el cual el valor del dólar puede cambiar día con día, por cuanto el monto de la mensualidad puede variar (y también el saldo de la deuda).

Esto sucede porque mes a mes, destinamos una cantidad para la compra de los dólares con los que debemos pagar la mensualidad del préstamo. Pero esta cantidad puede aumentar en el tiempo si el valor del dólar respecto al colón aumenta (devaluación).

Por el mecanismo definido por el Banco Central, el valor del dólar no podrá bajar más de los 500 colones (el piso de la banda), y lo que se ha observado es que este valor tiene fluctuaciones muy pequeñas en los últimos años. Esto ha hecho que nuestras cuotas en dólares parezcan cantidades en colones muy estables.

Pero las características que han hecho que un dólar cueste alrededor de los 500 colones pueden cambiar en el corto a mediano plazo y podrían impulsar el valor del dólar hacia arriba, digamos hasta 520 colones por dólar. Esto hará que los deudores necesiten 20 colones más para comprar un dólar. Y precisamente esta situación es la que puede hacer que los ingresos familiares parezcan estrecharse.

Como deudores responsables debemos empezar a valorar las posibilidades de estos cambios y comprender en qué forma se verá afectado el presupuesto personal o familiar. Esto permitirá considerar; con tiempo las acciones que se necesitarán para hacer frente a las fluctuaciones en el valor del dólar tales como la búsqueda de ahorros en el hogar o la alternativa de nuevos ingresos.

No dejemos esta tarea para que un tercero la solucione cuando se presente, actuemos en forma responsable, planifiquemos las alternativas y busquemos una solución que nos permita estar tranquilos en familia.

José Paz B.
Gerente Estrategia y Proyectos, Banco de Costa Rica

La Prensa Libre - 19 de julio de 2013: El Ahorro

EL AHORRO

De acuerdo con el economista John Maynard Keynes, existe una serie de motivos por los cuales las personas ahorran. Llama la atención el hecho de que si bien Keynes murió hace más de 65 años (en abril de 1946), la mayoría de estos postulados siguen vigentes. Tres de gran importancia son:

1- La idea de crear una reserva para solventar eventos no esperados.

Muchas personas alrededor del mundo ahorran con esta idea en mente. Se debe estar preparado para emergencias tanto personales como familiares. En particular no nos gusta quedar expuestos a situaciones delicadas en las que se debe disponer de dinero que no se tiene. Un panel de discusión en los Países Bajos consideró que este motivo es el más importante para ahorrar.

2- Para cubrir la futura relación entre ingreso y necesidades.

Este motivo se ha considerado como el más claro por el cual ahorrar; la idea es poder gastar en el futuro abarcando necesidades que de otra forma sería difícil cubrir. Por ejemplo, para comprar un apartamento se requiere una prima que usualmente oscila entre en el 10% y el 20% del valor de bien. Otro ejemplo sería la compra de un automóvil; se requiere una prima que puede rondar entre el 10% y el 30% del valor inicial. Asimismo, la ampliación de una o dos habitaciones o remodelaciones en el hogar requieren de sumas significativas que, en general las personas no dispone de manera regular y para ello deben ahorrar. En todos estos casos las entidades bancarias y financieras probablemente estarían muy dispuestas a prestar la diferencia.

3- Para disfrutar de un retorno en forma de interés ganado.

En este caso es posible diferenciar dos grandes grupos de ahorradores; por un lado aquellos ahorrantes que están interesados en recibir una suma y reinvertirla con la finalidad de acrecentar su ahorro, y por otro aquellos ahorrantes que tienen como finalidad gastarlo. El primer grupo hará crecer más rápido su ahorro mientras que el segundo grupo verá achicarse el ahorro por el efecto de la inflación. Los primeros probablemente serán grupos de personas que tienen un buen ingreso, mientras que los segundos serán personas con ingresos más limitados y tienen mayor dependencia de esos intereses para subsistir.

De manera general podemos considerar que existe un concepto de optimización en todo motivo para ahorrar, pero el problema es que ahorrar involucra un compromiso y por tanto el autocontrol para que, de manera periódica sea posible separar una parte del ingreso y destinarlo a una cuenta de ahorros.

Y esto sucede porque en definitiva el consumo actual es más atractivo que el consumo futuro.

Las entidades financieras ha comprendido esto y han desarrollado en los últimos años productos tales que de manera automática se genere el ahorro al autorizarse el rebajo de un monto predeterminado de una cuenta, para redirigirlo a una cuenta separada cuyo saldo no se podrá retirar hasta tanto se cumpla con un periodo pactado.

Con estas ideas en mente, ¿por qué no ahorrar?

José Paz B.
Gerente Estrategia y Proyectos, Banco de Costa Rica

La República - 23 de abril de 2013: 136 años de impulso al crecimiento económico

136 AÑOS DE IMPULSO AL CRECIMIENTO ECONÓMICO

Un día como hoy (20 de abril), en 1877, se formalizó la escritura que creaba la sociedad anónima Banco de la Unión, ahora Banco de Costa Rica, institución que durante sus 136 años de trayectoria ha apoyado el desarrollo del país, mediante la canalización de recursos hacia actividades que promueven el crecimiento económico.

El renovado compromiso con la misión del Banco de impulsar el desarrollo social, la competitividad y la sostenibilidad de Costa Rica al ofrecerle a sus clientes un conglomerado financiero público de excelencia e innovación en todos sus servicios, se tradujo en una respuesta efectiva, al ofrecer líneas de crédito para avales y garantías complementarias, que permitan financiar iniciativas de grandes, medianas y pequeñas empresas.

Hemos contribuido a un proceso de innovación financiera facilitando el dinamismo de las actividades con nuevas modalidades de productos, de esquemas de negocios y opciones en servicios electrónicos, todo en beneficio de la ciudadanía. Esta afirmación lo demuestra nuestro aporte a la bancarización, ya que contamos con la mayor cobertura nacional, al tener presencia en más de un 80% de los cantones de nuestro país, mediante sus 245 puntos de venta y los 1,811 cajeros automáticos (513 unidades propias y el resto alianzas).

La bancarización, por medios electrónicos, ha mostrado una evolución positiva, trasladándose paulatinamente las transacciones manuales a las electrónicas, conformando actualmente una composición aproximada de 20% a 80%, respectivamente.

Con un enfoque innovador, el Banco de Costa Rica ha continuado impulsando la plataforma tecnológica vinculada a Gobierno Digital, facilitando a través de nuestras oficinas los servicios para la obtención de licencias, pasaportes, cédulas de residencia, certificaciones de bienes muebles e inmuebles, personas jurídicas y consultas de imágenes de planos.

En estos últimos cinco años de lenta recuperación económica, el Banco de Costa Rica logró un equilibrio entre negocios y riesgo, para administrar las demandas de crédito durante la crisis y continuar otorgando créditos para contribuir con la continuidad del ciclo productivo empresarial.

La trayectoria del Banco de Costa Rica continúa siendo de apoyo a los sectores productivos del país administrando con eficiencia los fideicomisos para el desarrollo de grandes proyectos públicos y privados, como la recién inaugurada planta hidroeléctrica Toro III.

La historia del Banco de Costa Rica evidencia con hechos y acciones, que esta institución financiera es y sigue siendo un eje central en el impulso económico y social de Costa Rica, con un desempeño eficiente y una visión solidaria, digna de celebrar todos los años.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

La Prensa Libre - 20 de abril de 2013: 136 años de ser un Banco socialmente responsable

136 AÑOS DE SER UN BANCO SOCIALMENTE RESPONSABLE

El Banco de Costa Rica es una institución que desde su fundación ha impulsado el desarrollo social, la competitividad y la sostenibilidad de Costa Rica, guiados por los valores de servicio, excelencia, compromiso, integridad, solidaridad e innovación.

Durante sus primeros 100 años de trayectoria colaboramos con el desarrollo de Costa Rica, al financiar plantas eléctricas, cañerías, carreteras, escuelas y hospitales. Paralelamente, se brindó préstamos a pequeños y medianos comerciantes, al tiempo que, en forma solidaria, se apoyaba proyectos culturales, educativos, deportivos y de salud, cuyo objetivo era mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de este país.

Hoy que cumplimos 136 años de fundación, podemos afirmar con orgullo que mantenemos el compromiso con el desarrollo sostenible de Costa Rica, mediante acciones que no se limitan al ámbito bancario financiero, pues incorporamos como objetivo estratégico ser una empresa socialmente responsable, fortaleciendo las relaciones y compromiso con los clientes y la sociedad en su conjunto.

En los últimos años combinamos aspectos legales, éticos, morales y ambientales a nuestras operaciones, que abarcan acciones a lo interno y externo, las primeras orientadas a los trabajadores y las segundas a clientes, proveedores y comunidad.

Continuamos trabajando en la implementación de un programa de sostenibilidad en eficiencia y ahorro energético y de recurso hídrico, (agua) que incluye la construcción y remodelación de "oficinas verdes"; reducción, disposición o reciclado de residuos; uso eficiente de los recursos (transporte terrestre y aéreo); y selección y compra, en la medida de lo posible, de materiales y productos sustentables.

Iniciamos el año pasado el diseño de un Sistema de Gestión de Riesgos Ambientales y Sociales, el cual será utilizado para la vinculación de negocios con empresas o proyectos, como por ejemplo el otorgamiento de créditos, la apertura de cuentas, la actividad fiduciaria o el desarrollo de proyectos inmobiliarios, así como la identificación de indicadores que nos ayuden a medir el desempeño del sistema y anticipar la eventual materialización de riesgos de esta naturaleza.

Nuestras acciones demuestran que somos un actor crucial en la promoción de mayor eficiencia y crecimiento de la economía y que nuestra fortaleza y posicionamiento en el mercado financiero se han dirigido, y lo seguiremos haciendo, a la canalización de recursos hacia actividades que promueven el desarrollo económico de Costa Rica.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

El Financiero - 23-29 de abril de 2012: 135 años de apoyo a la mujer

135 AÑOS DE APOYO A LA MUJER

Los 135 años de fundación que celebra en esta semana el Banco de Costa Rica ha sido un punto de encuentro para la introspección de nuestra historia, en la que hemos redescubierto la extraordinaria visión de sus fundadores y el incomparable aporte de esta institución al desarrollo económico social de Costa Rica, a través del apoyo a diferentes sectores de la sociedad, particularmente a las mujeres.

A tan solo nueve años de su fundación (en 1886), el Banco de Costa Rica contaba con cinco mujeres socias, las señoras Dolores J. v de Sancho, María Alvarado y Barroeta, Elena Sancho, Elauteria Sancho y Pacífica Fernández Soto. Fue doña María Alvarado y Barroeta, junto con Juan Rojas y Joshua Piza los que tenían el mayor número de acciones de este banco, un hito histórico para esa época, que todavía nos sorprende.

Mencionan las actas del Banco de Costa Rica, que en 1883, cuando esta institución financiera recibió la cancelación de algunas de las deudas del Gobierno, reactivó considerablemente sus carteras de préstamos más importantes, como la comercial, cuyos clientes eran principalmente mujeres.

Según el historiador Dr. Rodrigo Quesada Monge, en 1891, viudas, mujeres solas por diversas razones, cabezas de familia en su gran mayoría, ostentaron una dinámica de crédito interesante en el Banco de Costa Rica, “digna de ser investigada más a profundidad”.
Esta aseveración del doctor Quesada es realmente interesante e inquietante, pues sabemos que en esa época, salvo escasas excepciones, las mujeres se encontraban relegadas a un segundo plano, no solo del proceso histórico, sino también del acceso a las riquezas y el emprendimiento.

En 1906 y como sucedió durante una buena parte del siglo XX, continuaron siendo las mujeres solas, viudas o simplemente amas de casa, que por alguna razón llegaron a ser dueñas de un importante patrimonio, las que con frecuencia utilizaron las posibilidades crediticias del Banco de Costa Rica.

Se destaca en este y otros años, la señora Piedad viuda de Mendiola Boza, quien solicitó varios préstamos al Banco para establecer plantas eléctricas en Alajuela, San José y Heredia. En 1910, mientras Cleto González Víquez gobernaba a Costa Rica ocupado en la conclusión del ferrocarril al Pacífico y ampliando los servicios de cañería de San José, esta emprendedora dama construía plantas de energía eléctrica en varias provincias con el objetivo de satisfacer las necesidades de iluminación del Gobierno y las municipalidades. Ella, como muchas otras en Costa Rica, fueron excelentes clientes de esta institución financiera.

No solo en esa época las mujeres fueron sujetos de crédito, también otras se lucieron como garantes, como en el caso de empresa Parismina Banana Company, cuando en 1914 el Banco de Costa Rica le aprobó un préstamo importante para fines de la expansión bananera, cuyo crédito quedó garantizado por 14 personas, entre ellas Micaela Sancho Oreamuno de Jiménez, Julia Alvarez Cañas y María Cristina Rojas Alvarez.

Esta historia impresionante de mujeres clientas del nuestro banco, líderes y sustento de importantes negocios en diversas áreas de actividad económica, nos ha inspirado a consolidar nuestra tradición de apoyo al género, renovando nuestro compromiso con el modelo de sostenibilidad basado en el trípode de desarrollo, donde los factores sociales, económicos y ambientales conviven en armonía para crear negocios sostenibles que contribuyan al progreso económico del país.

Estamos conscientes de que la mujer requiere y necesita mayor acceso a las fuentes de crédito, pues la historia nos ha demostrado que ellas, no importa su estado civil y condición social, son buenas clientas, generadoras de riquezas y bienestar.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

Exclusiva para La Nación - 20 de abril de 2012: 135 años de apoyo al sector productivo

135 AÑOS DE APOYO AL SECTOR PRODUCTIVO

Un día como hoy, en 1877, se formalizó la escritura que creaba la sociedad anónima Banco de la Unión, ahora Banco de Costa Rica, cuyos socios fundadores fueron hacendados, comerciantes y agricultores.

En 1884, estuvo al frente de la modernización bancaria que generó el Contrato Soto-Ortuño, el cual lo convirtió, por muchos años, en el primer y único emisor de moneda, que trajo consigo diferentes discusiones, como la acontecida en 1885, que analizaba el retiro de circulación de billetes sobrantes y la disponibilidad de pesos en plata para la acuñación de moneda nacional. El diferendo consistía en que al retirar los billetes y brindarle al Gobierno el respaldo metálico que tenía el banco, podía afectar el apoyo a la agricultura y otras actividades empresariales del país. Conociendo sus socios la necesidad e importancia de ambos sectores, decidieron incrementar el capital, y no retirar de circulación los billetes en exceso, ayudando de esta manera a las dos partes.

Acciones como la narrada, es la constante y no la excepción, en la historia del Banco de Costa Rica que continúa su expansión crediticia en el siglo XX, fortaleciendo sus lazos con los productores y exportadores. Para 1980, más del 70% de la colocación del crédito fue destinada al sector productivo empresarial.

En los últimos 10 años de este siglo, el Banco de Costa Rica ha brindado ¢713.377 millones de colones a la industria, servicios, turismo y transporte, incrementando la colocación de créditos para estos sectores sustancialmente desde el 2007.

En los años recientes de lenta recuperación económica, aunado a la desconfianza del mercado, el Banco de Costa Rica logró un equilibrio entre negocios y riesgo, para administrar las demandas de crédito durante la crisis, y contrario a otras entidades financieras que cerraron la oferta crediticia, la respuesta de esta institución fue continuar otorgando créditos, aunque de manera dosificada, para contribuir con la continuidad del ciclo productivo empresarial.

El renovado compromiso con la misión del Banco de impulsar el desarrollo social, la competitividad y la sostenibilidad de Costa Rica al ofrecerle a sus clientes un conglomerado financiero público de excelencia e innovación en todos sus servicios, se tradujo en una respuesta efectiva, al ofrecer líneas de crédito para avales y garantías complementarias, que permitan financiar iniciativas a aquellos Mipymes que no cuentan con garantía suficiente para cubrir sus necesidades de capital de trabajo e inversión.

Se une a esta acción, la suscripción de la primera deuda de tipo subordinada, por $30 millones, lo que representa una oportunidad de brindar mayores opciones de crédito para las pequeñas y medianas empresas con préstamos de hasta $500.000, estimulando el establecimiento, la expansión y la modernización de estas empresas privadas con emprendimientos orientados hacia la sostenibilidad ambiental.

La trayectoria del Banco de Costa Rica, durante sus 135 años de fundación, continúa siendo de apoyo a los sectores productivos del país. Se evidenció en 1906, en el litigio Silvestre Solís, por la finca La Chacarita, cuando el empresario recibió todo el apoyo del Banco para que el desacuerdo financiero no lo perjudicara y perdiera su finca, que era su único sustento; se evidencia en época reciente, a principios del 2009, cuando esta institución bancaria asumió el liderazgo en la reducción de tasas de interés en préstamos para Construcción, Vivienda y Pymes como complemento al Plan Escudo del Gobierno de la República, dando paso al programa denominado “Mano Solidaria”, iniciativa emulada por otros entes financieros.

La historia del Banco de Costa Rica evidencia con hechos y acciones, que esta institución financiera es y sigue siendo la que ha apoyado e impulsado el desarrollo del sector productivo del país, con un desempeño eficiente y una visión solidaria, digna de celebrar.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

Columna para La República - 20 de abril de 2012: 135 años de impulso a la infraestructura

135 AÑOS DE IMPULSO A LA INFRAESTRUCTURA

El Banco de Costa Rica, que cumple hoy 135 años de fundación, ha sido un actor crucial en la promoción de mayor eficiencia y crecimiento de la economía.

Durante la primera mitad del siglo pasado, esta institución bancaria aportó significativamente al financiamiento para la construcción del tren al Pacífico, el puerto de Limón, plantas generadoras de energía eléctrica y cañerías, mientras que en paralelo, apoyaba económicamente al comerciante y al agricultor.

Después de la década del 50, el Banco de Costa Rica apostó a las operaciones relacionadas con la actividad agrícola, manteniendo su apoyo a los cafetaleros y ampliando su radio de acción al tabaco, cacao, banano, granos y algodón, mientras formulaba un plan de fomento económico para la ganadería e industria, y financiaba la construcción de plantas eléctricas del Instituto de Costarricense de Electricidad y al Hospital Nacional de Niños.

Con el objetivo de contribuir en la solución de los problemas agrarios del país, esta institución bancaria fue el primer administrador financiero del Instituto de Tierras y Colonias, apoyó la creación de la Corporación Bananera y colaboró económicamente con diferentes instituciones del Estado como el Programa Nacional de Granos Básicos.

En la historia contemporánea, el Banco de Costa Rica sigue comprometido con el desarrollo del país, en las áreas de las telecomunicaciones, generación de energía, construcción de edificios y otras obras necesarias para la competitividad global, que impactan el desarrollo de nuestro país.

Nuestra institución, en los últimos 5 años, ha liderado grandes proyectos bajo la figura del Fideicomiso, como los de Garabito y Toro III, para la generación de energía eléctrica; UCR para construcción de infraestructura y Asamblea Legislativa, para la construcción de infraestructura de la sede legislativa, desembolsando 657 millones de dólares.

Desde el año 2007, este Banco ha apoyado la gestión gubernamental de simplicidad de trámites públicos, con su plataforma tecnológica, a través de las diferentes oficinas del Banco en todo el país, creando una madurez importante en los servicios gubernamentales en línea, con el Proyecto del Portal de Servicios al Registro Nacional, que busca digitalizar una gran cantidad de servicios que esta institución brinda a la ciudadanía por medio de una página web.

La historia ha demostrado que el Banco de Costa Rica, desde su fundación, entendió que la infraestructura es uno de los requerimientos básicos y urgentes para el desarrollo de cualquier país. Con visión y tenacidad aceptó el reto de financiar proyectos que exigían cuantiosos recursos financieros y de tecnología avanzada, con una enorme capacidad de gestión institucional.

Hoy, 135 años después de su creación, esta institución bancaria puede afirmar que ha sido eje vertebral de desarrollo económico, permitiendo aumentar los niveles de competitividad y la mejora de la calidad de vida de nuestro país.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

Columna Exclusiva para La Extra - 20 de abril de 2012: 135 años de Bancarización

135 AÑOS DE BANCARIZACIÓN

Por la relevancia del Banco de Costa Rica en el mercado financiero y su misión de impulsar el desarrollo social, la competitividad y la sostenibilidad de Costa Rica al ofrecerle a sus clientes un conglomerado financiero público de excelencia e innovación en todos sus servicios, a los 135 años de fundación, sus actividades continúan teniendo un efecto directo e indirecto sobre la economía nacional.

El BCR ha apoyado el desarrollo del país mediante la canalización de recursos hacia actividades que promueven el crecimiento económico. Pero no se ha limitado sólo a eso, sino que contribuye a un proceso de innovación financiera facilitando el dinamismo de las actividades con nuevas modalidades de productos, de esquemas de negocios y opciones en servicios electrónicos, todo en beneficio de la ciudadanía.

Su contribución al nivel de bancarización es efectiva, ya que cuenta con la mayor cobertura nacional al tener presencia en el 83% de los cantones de nuestro país, mediante sus 246 puntos de venta y los 1,658 cajeros automáticos (484 unidades propias y el resto alianzas).

La bancarización por medios electrónicos ha mostrado una evolución positiva, trasladándose paulatinamente las transacciones manuales a las electrónicas conformando actualmente una composición 20% a 80%, respectivamente.

Fue el Banco de Costa Rica el primero en tener un autobanco y en lanzar una tarjeta de débito y dentro de esa línea de innovación, durante los últimos años, ha impulsado la implementación de varios proyectos, entre los que destacan el Nuevo Portal de servicio del Registro Nacional, el cual permite el acceso digital a las certificaciones de bienes muebles e inmuebles, personas jurídicas y consultas de imágenes de planos.

Asimismo, es de importancia el Sistema de Gestión de Filas que opera a nivel nacional y permite ordenar y gestionar, conforme a las demandas de los clientes, los servicios de cajas y plataforma, para ser atendidos de acuerdo a sus prioridades. Esta medida apoyó la disminución en los tiempos de espera de un 25% en los servicios de cajas y plataformas para beneficio de nuestros clientes.

Siguiendo con el enfoque innovador, el Banco de Costa Rica ha continuado impulsando la plataforma tecnológica vinculada a Gobierno Digital, alianza estratégica certera que inició en el año 2006, cuando en las oficinas de esta institución se facilitaron los servicios para la obtención de Licencias y Pasaportes, ampliado posteriormente a Cédulas de Residencia.

A lo anterior, no debe dejar de sumarse la facilidad de banca por internet a través del sitio www.bancobcr.com, tanto para personas físicas como jurídicas, además de banca por teléfono convencional como móvil celular.

La fortaleza de ser el banco con mayor cobertura nacional, con alternativas de acceso en medios electrónicos de autoservicio, seguirá brindando una ventaja competitiva para satisfacer con eficiencia las demandas del mercado.

Hoy 20 de abril, en que celebramos los 135 años de fundación del Banco de Costa Rica, podemos afirmar que hemos contribuido significativamente en la construcción de una sociedad bancarizada, ofreciendo una respuesta satisfactoria a las expectativas y demandas de la ciudadanía, con costos menores, mediante el buen uso de las tecnologías de información y comunicaciones.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

La Nación - 12 de marzo de 2012: "Cuidar la banca del Estado"

CUIDAR LA BANCA DEL ESTADO

El artículo 78 de la Ley de Protección al Trabajador creó la obligación a cargo de “las empresas públicas del Estado” de transferir hasta el 15% de sus utilidades en favor del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte que administra la Caja Costarricense. Esta iniciativa, que en un primer momento puede parecer conveniente, tiene, sin embargo, importantes bemoles.

En primer lugar, ni la Constitución Política ni la Ley General de la Administración Pública ni ningún otro cuerpo normativo reconocen la figura de “empresa pública del Estado” y – aunque en el nivel doctrinario se ha intentado definir esta figura– el hecho cierto es que se carece de una labor para su fundamentación legal y de la necesaria identificación de los entes públicos que entrarían en esa categoría. De esta forma, se crea una obligación cuyo sujeto pasivo es indeterminado. Esta omisión es gravísima toda vez que no se puede crear una obligación a cargo de un sujeto no identificado, dejando a la discreción de la Administración la identificación de dicho sujeto.

Por otra parte, en el caso específico de los bancos estatales –si tales formasen parte de la categoría jurídica de “empresa pública estatal”– se debe ser especialmente cuidadoso al momento de imponerle una nueva obligación cuasi fiscal adicional a las que ya soportan. Me explico: los bancos del Estado soportan, actualmente, obligaciones de transferir un 10% de sus utilidades en favor de Infocoop, un 5% en favor de Conape y un 3% en favor de la Comisión Nacional de Emergencias. A ello debe sumarse el pago del 30% por concepto de impuesto de renta. En suma, actualmente los bancos del Estado deben transferir el equivalente al 48% de sus utilidades en favor de terceros. Si le agregásemos, tal como se propone en un anteproyecto de decreto ejecutivo, actualmente en consulta, una carga del 15% de sus utilidades a partir del año 2017 en favor del RIVM, los bancos del Estado tendrían que transferir a terceros el equivalente al 63% de sus utilidades con lo que sus posibilidades de capitalización se reducen al 37% del total de utilidades anuales.

Es importante tener en cuenta que, salvo en dos oportunidades a lo largo de toda su existencia, los bancos del Estado dependen, para mantenerse y crecer, exclusivamente de las utilidades propias que pueda capitalizar. Cuanto menor sea el porcentaje de utilidades capitalizadas, menor será el crecimiento de su patrimonio, su capacidad para colocar crédito y sus posibilidades de mantenerse en el tiempo.
Es imperativo, en consecuencia, que al momento de tomar la decisión final sobre el porcentaje que los bancos estatales –si fuesen considerados empresas públicas del Estado– deban aportar al RIVM, el Ejecutivo tenga en cuenta que ya estos entes financieros soportan voluminosas cargas especiales.

En consecuencia, debería pensarse en fijar el porcentaje de aporte de los bancos estatales al régimen de pensiones de manera diferenciada a aquellas otras empresas estatales que no soportan las cargas especiales que hoy pesan sobre las utilidades de la banca estatal. Sería un grave error que en el sano afán de fortalecer el régimen de pensiones de la Caja, se debilite de manera quizás insalvable en el tiempo la banca estatal. No sería bueno que salvemos el fondo de pensiones de la Caja a costa de la sobrevivencia de los bancos del Estado. Aún hay tiempo para evitarlo.

Pablo Ureña Jiménez
Junta Directiva, Banco de Costa Rica

La República - 24 de febrero de 2012: "Acceso a vivienda digna: un compromiso solidario"

ACCESO A VIVIENDA DIGNA: UN COMPROMISO SOLIDARIO

El déficit de viviendas en Costa Rica ha sido un tema socio-económico de gran relevancia en la mayoría de los gobiernos.

Según el Informe 2009 sobre el Estado de la Vivienda y el Desarrollo Humano, publicado por la Fundación Promotora de Vivienda, en los últimos años la cantidad de hogares creció más rápido que el número de casas disponibles, con una necesidad en el país de 187 mil viviendas. Esta cantidad no incluye los inmuebles en malas condiciones.

El acceso a una vivienda digna tiene un papel de gran importancia en el estado de bienestar de una nación, pero no ha sido tarea fácil hacerlo realidad, debido principalmente, a los precios de los inmuebles, el incremento en costos de los materiales de construcción, poca diversidad de oferta crediticia, a pesar de su abundancia, y a que él concepto no se limita a la construcción de cuatro paredes y un techo, ya que se debe tomar en consideración su ubicación en barrios dotados de servicios urbanos, accesibles y con espacios intermedios de relación que permita la comunicación vecinal, donde se pueda vivir con seguridad, paz y dignidad, según lo que describe como “vivienda digna” el Comité de Derechos Urbanos de Naciones Unidas.

El financiamiento para vivienda es doblemente ventajoso para todas las partes involucradas. Visto desde el aspecto económico, se puede afirmar que es un crédito rentable, con un nivel de riesgo balanceado ya que al crecer con una cartera bastante atomizada se diluye el riesgo en muchos clientes, y en el caso de aparecer una operación fallida la pérdida esperada no impacta tanto las utilidades del Banco como sí ocurriría con un crédito de alto valor.

Desde el aspecto social, impulsa la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos, a través de un incremento de los bienes con los que puede cubrir sus necesidades básicas y complementarias, lo cual implica apoyar no solo el desarrollo nacional sino además satisfacer una necesidad básica universal del ser humano, que es el derecho a una vivienda digna.

En los últimos 18 meses, hemos observado una mejoría sustancial en la oferta crediticia de los bancos y mutuales, que se refleja en plazos más amplios, hasta 30 años, la utilización de tasas escalonadas y tasas fijas por plazos importantes y la flexibilización de comisiones y otros trámites, lo cual unido a una creciente oferta de opciones inmobiliarias ha venido a dinamizar la colación de crédito para vivienda. En el caso del BCR el año pasado creció en este rubro un 38%, siendo la actividad con mayor empuje.

El año pasado, un grupo de entidades bancarias estatales, destinaron en conjunto aproximadamente ¢400 mil millones al sector vivienda, colocados por medio de programas dirigidos a diferentes estratos sociales. Para este año, el Banco de Costa Rica seguirá apoyando el crédito de vivienda con diferentes productos que permitirán la disponibilidad de financiamiento para todas las necesidades y estratos sociales.

Más que un objetivo de negocios, el acceso a una vivienda digna continuará siendo en 2012 para el BCR una acción solidaria que permitirá impulsar el desarrollo social, la competitividad y la sostenibilidad de Costa Rica.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

La Prensa Libre - 20 de enero de 2012: "El 2012: una ventana de oportunidades"

El 2012: UNA VENTANA DE OPORTUNIDADES

El 2011 concluyó, para algunos economistas, con un escenario de incertidumbre en el ámbito mundial, resultado, por un lado, del lento repunte de la economía de los Estados Unidos, y por otro, de la crisis de la deuda de varias naciones de la Unión Europea.

Algunos vislumbran que este año los países con economías que dependen, como principal fuente de crecimiento, del mercado externo vinculado al comportamiento de las economías de los Estados Unidos y/o la Unión Europea, no tendrán un horizonte satisfactorio, pues los principales problemas de estas naciones no se han resuelto.

Cabe destacar que se vaticina que el precio del petróleo mantendrá una tendencia a la alza, influenciadas por los acontecimientos sociopolíticos que han ocurrido en el norte de África y que siguen amenazando a otros países de la región que son grandes productores de petróleo.

Por otro lado, los economistas que recientemente participaron en la 37ª Mesa Redonda de Políticas, titulada “Perspectivas Económicas de América Latina 2012, Transformación del Estado para el Desarrollo” coincidieron en un panorama económico positivo para nuestra región, debido a la forma de enfrentar la reciente crisis, basada en políticas macroeconómicas que definió como "responsables". Según estos expertos, América Latina está viviendo un buen momento, donde se pueden ir sembrando las bases de un crecimiento sostenido.

En general, todos los economistas concuerdan, en que pese a la actual desaceleración del crecimiento mundial, las economías de América Latina, e incluso la estadounidense, están atravesando por un período de expansión moderada que se espera continúe en el 2012.

Todo lo anterior, los negativos y positivos augurios para el próximo año, más allá de crear incertidumbre o júbilo, abre una ventana de oportunidad a la banca del estado que ha resistido bien los efectos de la crisis económica y financiera del 2009, y que ha sabido mantenerse sólida y solidaria en los buenos y malos tiempos.

Para capitalizar las oportunidades y los desafíos económicos que nos depara el próximo año, la Banca Estatal debe seguir mejorando la calidad en el servicio al cliente, continuar fortaleciendo sus sistemas tecnológicos, incentivar la innovación, ofrecer productos y servicios que contribuyan a dinamizar la economía, implementar el diseño de estrategias de capitalización y desarrollo a largo plazo, contener el gasto y consolidarse en el manejo del riesgo para garantizar la sostenibilidad del sistema.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

Diario Extra - 4 de enero de 2012: "El Ahorro, fuente de seguridad"

EL AHORRO, FUENTE DE SEGURIDAD

En la medida que veamos el ahorro como una acción de reservar parte del ingreso, evitando gastarlo todo o en consumo de bienes o servicios innecesarios, estaremos dando un paso importante en nuestros hábitos de administración y de uso adecuado de nuestros ingresos.

El dicho popular de antaño nos dice “quien ahorra, siempre tiene”, pero como el ahorro individual en Costa Rica ha disminuido progresivamente y su enfoque se dirige al corto plazo, especialmente para consumirlo, entonces el resultado es que vivimos en un país con una sociedad que en general no tiene dinero para prevenir situaciones futuras, por lo tanto se produce la antítesis del dicho popular, debido a que “quien no ahorra, nunca tiene”.

Contrario a lo que se puede pensar, el ahorro no se debe dar en forma excesiva, de manera que genere limitaciones económicas que lo priven del disfrute de una sana y feliz vida, pues éste no debe concebirse como un castigo, sino como una gratificación que nos permitirá poder afrontar imprevistos y cumplir con metas y obligaciones futuras. Dicho en el argot popular, no necesitamos ser ni miserables y ni tacaños para poder ahorrar adecuadamente.

Aunque a veces el camino para lograr el ahorro es difícil, debido a que el total de nuestros ingresos debe ser más grande que el total de los gastos, solo tenemos dos formas de lograrlo: aumentando los ingresos o reduciendo los gastos. Como los ingresos son frecuentemente más difíciles de controlar, entonces recomendamos hacer un esfuerzo para consumir un poco menos y ahorrar más, apartando una parte de su ingreso neto para mantenerlo como fondo de reserva en el banco, ya sea en una cuenta o certificado a plazo.

El ahorro siempre ofrece buenos frutos, no solo económicos, sino también en satisfacción, pues las personas y familias que ahorran tienen menos preocupaciones y más tiempo para disfrutar de la vida. Por las razones expuestas, ahorremos para conformar un capital que, por pequeño que sea, cubrirá compromisos futuros, convirtiéndose en el vehículo para brindarnos seguridad y mejorar nuestra calidad de vida.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

La Nación - 29 de julio de 2011: "Aprovechar el Mercado Chino"

APROVECHAR EL MERCADO CHINO

"Cuando en abril de este año el Fondo Monetario Internacional aseguró, en un informe divulgado, que el PIB de China superará al de Estados Unidos en el 2016, basado en una comparación del poder paritario de compra, PPC, o sea, la economía real, no me tomó por sorpresa porque, como Gerente General del primer banco fundado en Costa Rica con representación en esta nación asiática, he venido siguiendo muy de cerca el fascinante desarrollo de este país.

Hace apenas una década, la economía estadounidense triplicaba a la china y ahora el informe del Fondo proyecta que el PIB de este país asiático se incrementará de 11,2 billones de dólares en 2011, a 19 billones en 2016, superando los pronósticos del PIB estadounidense, que alcanzaría en esa fecha los 18,8 billones de dólares, de los actuales 15,2 billones.

En un viaje de negocios bancarios que realicé me percaté personalmente de que, aunque la mayorÌa de los habitantes de este país viven en las áreas rurales, la clase media urbana, que es conformada aproximadamente por 100 millones de consumidores, tiene la capacidad económica de adquirir productos hechos en Costa Rica, de diversos sectores productivos de nuestro país.

El recién ratificado Tratado de Libre Comercio entre Costa Rica y China abre aún más las puertas para entrar a este mercado, que si bien es cierto todavía mantiene significativas dificultades y barreras, también nos ofrece la oportunidad del éxito si comprendemos el "know how" de los mecanismos cardinales en la producción, distribución y comercialización de un producto.

Debemos aprovechar el "momentum" del gran interés de China en América Latina, que como parte de su estrategia de desarrollo y unificación nacional requiere buscar el abastecimiento de productos primarios y materias primas que esta región le ofrece.

Oportunidades financieras. El sector financiero en Costa Rica tiene una atractiva oportunidad de negocio al ofrecerle servicios financieros a empresas pertenecientes a diferentes sectores, principalmente el alimentario e industrial, en medios de pago como cobranzas, cartas de crédito, garantías y transferencias, necesarios para hacer negocios con ese país. Como ejemplo, el BCR ya ha transado alrededor de 100 millones de dólares a China, en servicios de comercio internacional.

Las políticas de reformas económicas implementadas por China, desde su entrada a la OMC y la firma de tratados de libre comercio con diferentes países en América Latina, unido a que tiene la población más grande en el mundo, con una clase media, que demanda productos y servicios, la han convertido en un atractivo mercado que merece nuestra atención.

La escasez de algunas materias primas y las insuficiencias en la producción de los alimentos requeridos para satisfacer las necesidades de su población permite la importación de productos, como frutas, carnes y lácteos, que Costa Rica puede exportar.

Otro aspecto a considerar es la participación de China en las finanzas internacionales, tanto como receptora que como proveedora de flujos. China es uno de los 10 países en el mundo que concentra los flujos financieros que van a países subdesarrollados.

Lo anterior me recuerda que, ante esta apertura diplomática y comercial entre China y nuestro país, no debemos quedarnos mirando al dedo, mientras se apunta a la luna.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

La República - 21 de junio de 2011: "Banca Estatal y Desarrollo"

BANCA ESTATAL Y DESARROLLO

En el marco de los 64 años de la nacionalización del sistema bancario costarricense, se destaca la acción que permitió un mayor impulso al desarrollo económico del país, una mayor solidaridad con los sectores sociales desaventajados, y un compromiso hacia la excelencia, con productos y servicios que han mejorado la calidad de vida de la sociedad costarricense.

A lo largo de la historia económica de Costa Rica, la banca estatal ha sido objeto de controversias, los defensores apoyando su papel relevante en el impulso al desarrollo económico, a través del financiamiento de importantes obras de infraestructura social y empresarial, y los detractores, criticando sus márgenes de intermediación y eficiencia.

Fue la Banca Estatal la que otorgó los primeros financiamientos para la construcción de plantas eléctricas y del sistema de ferrocarril y red vial, dotando al país de servicios públicos básicos; la pionera en servicios de emisión de tarjetas de crédito y débito y en tecnología con la creación de autobanco, redes de cajeros automáticos y banca electrónica.

En la historia reciente, es la banca del Estado, a través de la figura del fideicomiso, la que ha financiado importantes obras de infraestructura como plantas de generación de energía eléctrica y edificios públicos.

Mucho antes de que se hablara de Responsabilidad Social Corporativa, la Banca estatal fue y sigue siendo solidaria con las causas sociales, aportando económicamente recursos al desarrollo de infraestructura de salud, cultura, deportiva y educativa; restaurando bibliotecas, escuelas, teatros, apoyando la participación de atletas en olimpiadas, la alfabetización digital y la conservación del ambiente. Un ejemplo reciente de la solidaridad de la banca estatal, en este caso, del BCR con el pueblo costarricense, fue el aporte sustancial, en efectivo, que aportó esta institución a los damnificados del terremoto de Cinchona y de la Tormenta Thomas.

Como funcionario con más de 30 años de servicio en el sistema bancario nacional, y como Gerente General del Banco de Costa Rica, no me cabe la menor duda que el aporte de la banca Estatal a nuestro país, supera en creces los de muchos otros sectores, incluyendo la banca privada. Esta aseveración quedó una vez más demostrada en la reciente crisis económica internacional, en la que la banca Estatal nuevamente jugó un papel protagónico, al no abandonar a sus clientes, bajar los intereses, hacer arreglos de pagos, “colonizar” los créditos en dólares y seguir prestando servicios oportunos y de calidad.

Lo más destacable en estos momentos, especialmente para el BCR en este tramo de su historia, ha sido crear productos financieros que permitan adquirir una vivienda digna y establecer un negocio propio, sin que sea un privilegio de un grupo con alto poder económico, sino de todos o casi todos los ciudadanos, lo cual es un indiscutible avance en el modelo de desarrollo nacional.

La Banca del Comercial del Estado es un pilar fundamental en el desarrollo socio económico de Costa Rica, ha representado uno de sus ejes principales y aún está para más.

Mario Rivera Turcios
Gerente General, Banco de Costa Rica

La República - Viernes 4 de marzo de 2011: "Banca Estatal y Género"

BANCA ESTATAL Y GENÉRO

Ciento veinte ocho años antes de la proclama de la Organización de las Naciones Unidas del Día Internacional de la Mujer, el Banco de la Unión, ahora Banco de Costa Rica, tenía en su Junta Directiva una socia mujer con derecho a voz y voto. En 1886 contaba con cinco socias mujeres.

Este dato asombroso, que incluso en 2011 pocas instituciones financieras a nivel nacional y mundial han podido igualar, es demostrativo del avance ideológico de género del Banco de Costa Rica que, incluso otorgó a una mujer, a principios del siglo XX, el primer préstamo para la construcción de una central eléctrica en el país.

En estos días, en que se celebran los 100 años del Día Internacional de la Mujer, como una de las dos miembros mujeres de la Junta Directiva del Banco de Costa Rica, y como ex diputada, aprovecho la coyuntura para brevemente analizar cuánto hemos recorrido y cuánto nos falta por hacer en el tema de igualdad de género, específicamente en el sector bancario estatal.

Costa Rica cuenta con cuatro instituciones bancarias estatales, ninguna de ellas liderada por una mujer, a pesar de que en la última década la población laboral de éstas ha evolucionado en forma más equitativa, logrando una importante representatividad. Hace 30 años atrás la población laboral de los bancos era predominantemente masculina, limitándose la presencia de la mujer a puestos secretariales y plataforma de servicios.

El acceso a la educación ha sido claramente impulsado por este sector, como herramienta de competitividad y sostenibilidad, siendo la mujer beneficiada por diferentes políticas que estimulan su crecimiento educativo y profesional, acción que como consecuencia le ha abierto su participación en mandos intermedios, especialmente a los vinculados a administración de recursos humanos, comunicaciones, mercadeo y jefaturas de oficinas comerciales. Sin embargo, en los puestos jerárquicos todavía estamos rezagadas.

En cuanto a normativas que condenan prácticas discriminatorias contra la mujer, puedo afirmar que el Banco de Costa Rica tiene y aplica una de las políticas más rigurosas contra el hostigamiento sexual, cuyo objetivo es eliminar cualquier forma de discriminación contra la mujer, así como la prevención, sanción y erradicación de la violencia contra ella.

Esta institución ha impulsado el lenguaje inclusivo en toda su normativa, incluido en la Tercera Convención Colectiva, firmada el pasado mes de diciembre, algo sencillo, pero que a todas y todos nos cuesta mucho aplicar. Intentar ser sensibles a usar un lenguaje neutralizando, con los usos del masculino singular al sustituirlos por otras expresiones o por la inclusión también del femenino singular, es un gesto democrático y civilizado.

Recientemente el Banco de Costa Rica se hizo signatario del Pacto Global, formando parte de una reducida lista en el país de empresas e instituciones dispuestas a tomar acciones encaminadas a impulsar el respeto y la defensa de los derechos humanos, la equidad de género y la conservación del ambiente. El principio número seis del Pacto Global nos compromete a “apoyar la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo y la ocupación”.

Todo el esfuerzo del Banco de Costa Rica y de la Banca Estatal en el apoyo y respeto a la igualdad de géneros nos hace pensar que, aunque nos queda camino por recorrer, vamos en la dirección correcta.

Evita Arguedas Maklauf
Directora Banco de Costa Rica

Para obtener mayores detalles sobre las actividades o información general del Banco puede contactarnos al correo electrónico:

BCRComunica@bancobcr.com

< Regresar